Logo-TennisLife

La inmensa popularidad del serbio Novak Djokovic en su país, pero también el hecho de que los circuitos ATP y WTA estén interrumpidos desde marzo y al menos hasta comienzos de agosto debido a la pandemia del coronavirus, han convertido al Adria Tour en el evento tenístico del peculiar momento.

Tras tres meses sin actividad, algunos de los mejores tenistas del mundo regresan a la competición y se reencuentran con el público en Belgrado, en el torneo solidario organizado por Djokovic en su complejo Novak Tennis Centre.

La organización, siguiendo las reglas del desconfinamiento en Serbia, vendió solo 1,000 entradas, agotadas en siete minutos.

Después, aprovechando que se aligeraron las medidas, la organización abrió 2,000 plazas adicionales, distribuidas a los patrocinadores.

Pero en la jornada inaugural, el sábado, cuando 'Nole' hizo su debut ganando por un doble 4-1 a Viktor Troicki (N.184), el estadio lució casi lleno por más de 4,000 espectadores, la mayoría sin mascarilla. El número uno mundial luego cayó ante Filip Krajinovic (N. 32).

Los espectadores no parecían preocupados por las medidas de precaución sanitarias establecidas por los organizadores. Cada uno de ellos recibió una máscara en la entrada del estadio, pero en el interior pocos la portaban.

"La gira arrancó el sábado en Belgrado en unas condiciones llamativas: con público, muy pocas mascarillas, nula distancia social y abrazos, muchos abrazos", reportaron la mayoría de los medios que han dado cobertura al evento.

Desde el viernes los aficionados acudieron al recinto para acercarse a las estrellas: Djokovic (N.1 mundial), Grigor Dimitrov (N.19), Dominic Thiem (N.3) y Alexander Zverev (N.7).

Los tenistas se mostraron encantados y cercanos, prestándose a los selfies y mezclándose con un grupo de niños que comienza en el deporte de la raqueta.

El único problema ha sido que los organizadores han tenido que renunciar a la etapa montenegrina, prevista para el 27 y 28 de junio, por las estrictas medidas sanitarias impuestas por las autoridades de ese país, que mantienen cerrada la frontera con Serbia.

En Belgrado el público pudo ver a Thiem entrenarse con Zverev, así como seguir una serie de partidos de exhibición.

La serbia Jelena Jankovic, antigua número 1 mundial, participó en la fiesta. Salió de una retirada no anunciada, tras más de dos años sin jugar, para disputar un dobles mixto asociada con 'Djoko'.

El Adria Tour se disputó sábado y domingo en tierra batida, al mejor de dos sets, de cuatro juegos cada uno.

Respeto a las órdenes

Reaccionando a las críticas por el incumplimiento del distanciamiento social, Djokovic destacó que la región había tenido un "éxito más bien decente" en la lucha contra la pandemia, con 24,000 infectados y menos de 800 muertos para una población total de 22 millones de personas y que se respetaban las órdenes "del gobierno serbio".

Después de Belgrado, el Adria Tour se desplazará a Zadar, en la costa croata del Adriático, el 20 y 21 de junio, donde se sumarán a la competición dos figuras de ese país, Marin Cilic (37º), campeón del Abierto de Estados Unidos de 2014, y Borna Coric (33º).

Cancelada la etapa montenegrina, el torneo acabará en Bosnia el 3 y 4 de julio, en Banja Luka (noroeste) y el cierre con un partido de exhibición en Sarajevo entre el número uno bosnio, Damir Dzumhur (N.107) y Novak Djokovic.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni