Logo-TennisLife

El ruso Daniil Medvedev, número 5 del mundo, alcanzó este viernes la final del Abierto de EE.UU. tras superar en semifinales al búlgaro Grigor Dimitrov, que no pudo aguantar la presión de esta fase del último Gran Slam del año y sucumbió en dos horas y 40 minutos por 7-6 (7-5), 6-4 y 6-3.

Como indica el marcador, ambos jugadores protagonizaron un primer set muy igualado, que no se resolvió hasta pasada más de una hora en un 'tie-break' en el que el búlgaro cometió varios fallos.

Pese a la cantidad de errores no forzados de Dimitrov, un total de 46, el búlgaro, número 78 del mundo y que ni siquiera había sido incluido en las cabezas de serie del torneo, utilizó todas sus armas en su batalla contra Medvedev.

Ambos participaban en semifinales del Abierto de EE.UU. por primera vez y ofrecieron un buen espectáculo sobre la pista del Arthur Ashe de Flushing Meadows, con varios rallies largos y algunas jugadas de infarto en las que se intercalaban las voleas, los globos y los remates, y que pusieron en pie al público.

En la tercera manga, sin embargo, con dos sets en contra, Dimitrov no pudo con la presión y se desinfló, y aunque se siguieron viendo buenos puntos por su parte, Medvedev no perdonaba sus errores y le rompió el servicio en dos ocasiones.

Medvedev se convierte en el primer ruso en alcanzar una final de Gran Slam de los últimos 14 años, ya que ningún otro compatriota ha conseguido hacerlo desde que Marat Safin llegara a la final del Abierto de Australia en 2005, en el que perdió ante Lleyton Hewwit.

"Sentí que en el primer set (Dimitrov) estaba más cerca de ganar y quise cambiar el ritmo", admitía el ruso en una entrevista minutos después del final del partido.

Tras un accidentado inicio en el torneo, con calambres en las primeros partidos y enfrentamientos con el público en tercera ronda y octavos de final, Medvedev dijo que no pensó que llegaría a la final.

"Es una locura", dijo el tenista. "Pero aquí estoy y estoy contento", aseveró.

Medvedev, que ha sido abucheado en varias ocasiones por su conducta antideportiva sobre las pistas de Flushing Meadows, aseveró este viernes que le gusta leer lo que dice de él la prensa "para aprender a ser mejor persona".

"Estos dos días antes de la final no lo podré hacer, porque me tengo que preparar para el partido", sentenció.

En la final, Medvedev se verá las caras con el ganador del duelo entre el español Rafael Nadal, número 2 del mundo, y el italiano Matteo Berrenttini, número 25.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni