Logo-TennisLife

La tercera jornada del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó dejó las victorias de los españoles Rafael Nadal y David Ferrer, que el jueves se verán las caras en los octavos de final, donde llegan con sensaciones muy diferentes.

El once veces campeón del Godó inició la defensa del título este miércoles con una sufrida victoria (6-7(7), 6-4 y 6-2) ante el argentino Leonardo Mayer, 63 del ránking mundial, quien le obligó a remar durante dos horas y cincuenta minutos tras arrebatarle el primer set.

Tras su tropiezo ante Fabio Fognini en las semifinales de Montecarlo, donde jugó uno de sus peores partido en tierra según él mismo reconoció, el número dos del mundo no anda sobrado de confianza, y este miércoles intentó reencontrarse, sin éxito, con su mejor versión.

Precisamente fue Fognini el último jugador que le había ganado un set en Barcelona, ya hace cuatro años. En aquella ocasión, el balear cayó ante el italiano en octavos.

"No he estado en mi mejor momento estas últimas semanas. Vuelvo a salir de un problema físico, y han sido muchos acumulados en los últimos tiempos. Todas esas interrupciones terminan por afectar no solo al nivel tenístico, sino al mental, y uno tiene que poco a poco recuperar todo eso", reconoció Nadal a la conclusión del partido.

Ferrer, en cambio, derrotó al francés Lucas Pouille (6-3 y 6-1) en una hora y cuarto para llevarse otro duelo plácido. A sus 37 años y tras lograr 27 títulos ATP, el alicantino ha decidido retirarse esta temporada del circuito profesional, pero todavía no ha dicho la última palabra en la capital catalana.

Si el martes se deshizo en dos mangas de Mischa Zverev en poco más de una hora de partido, en esta ocasión hizo lo propio con Pouille, 32 del ránking mundial, decimoquinto cabeza de serie del torneo y un rival más talentoso que el alemán.

"Sería un regalo para mí jugar contra Rafa. Ya lo fue jugar contra él en el Open USA, en el último Grand Slam de mi carrera. La pena es que me lesioné ", confesó Ferrer después de ganar su partido y cuando medirse a Nadal todavía era solo una posibilidad.

El tenista de Jávea ha sido cuatro veces finalista en Barcelona y todas ellas las perdió con el mallorquín. Este jueves, en la pista central del RCT Barcelona, que estará llena a reventar, volverán a verse las caras los dos mejores tenistas españoles de este siglo.

Pero la jornada del miércoles deparó otras cosa interesantes, como el debut de tres tenistas de la Nueva Generación de la ATP: los rusos Karen Khachanov y Danii Medvedev, sexto y séptimo cabeza de serie respectivamente, y el canadiense Félix Auger (16).

Auger, que a sus 18 años es el tenista más joven del cuadro grande del abierto barcelonés, derrotó al tunecino Malek Jaziri (6-3 y 7-6) y se medirá en octavos al bicampeón del Godó, el japonés Kei Nishikori (4).

Medvedev también se estrenó con victoria ante el español Albert Ramos (6-3, 2-6 y 6-1) y se enfrentará al estadounidense Mackenzie McDonald en tercera ronda.

En cambio, Khachanov no pudo con el argentino Guido Pella (6-2 y 7-6), quien espera en octavos al vencedor del duelo entre el español Pablo Carreño y el francés Benoit Paire.

Este miércoles el torneo perdió al vigente campeón de Montecarlo, pues Fognigni, duodécimo jugador del ránking mundial, se retiró por una lesión en la zona inguinal cuando debía debutar contra el español de origen austríaco Nicola Khun, finalista júnior de Roland Garros 2017.

Su plaza en el cuadro la ha ocupado el también español Roberto Carballés, repescado de la fase previa y que ha eliminado a Khun, por 6-7, 6-4 y 6-2, en el duelo fratricida de la jornada.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni