Kei Nishikori brilla en la tierra del sol

Kei Nishikori es profeta en su tierra, y es que tras superar al canadiense Milo Raonic en la final, el nipón se convirtió en el tenista local en conquistar el Abierto de Tokio.

El ahora ídolo Nishikori (22 años) se impuso a Raonic (21 años) por 7-6(5), 3-6 y 6-0 en dos horas y nueve minutos de juego en una final que además se lleva el récord de la más joven por la edad de sus participantes.

"No había podido jugar bien en Japón hasta ahora. Siempre pensé que tal vez yo no era lo suficientemente fuerte mentalmente para hacerlo, pero el partido ante Tomas Berdych cambió algo. Tuve la oportunidad de jugar mucho mejor en semifinales y la final. Aún no creo que haya ganado el torneo, pero estoy muy feliz de haberlo conseguido", dijo Kei ante su público.

Con este título, el tenista japonés suma su segundo título profesional en su carrera (Delray Beach, 2008) y el primero ATP 500.

"Él jugó muy bien. No hay mucho que yo pudiera hacer. Jugó mejor que yo y mereció ganar", declaró el derrotado Raonic.

alt
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook