Logo-TennisLife

Rafael Nadal (Nro. 2) superó a Diego Schwartzman (Nro. 8 a partir del lunes) por 6-3/6-3/7-6 (0) en 3 horas y 9 minutos, quedando solo a un paso de su decimotercer título de Roland Garros.

El 12 veces campeón sigue adelante en el Abierto de Francia sin ceder sets, superando a sus rivales sin demasiadas dificultades, demostrando su jerarquía y superioridad en la arcilla parisina.

Inició el partido con ambos jugadores buscando solidez y aceleración en los intercambios, con un primer juego de 14 minutos al saque del campeón defensor. El game inicial fue como ver un tráiler del partido.

En el juego de saque del argentino, de una duración más lógica, el español aprovechó su situación de quiebre, tomando la ventaja en el primer parcial.

“El Peque” buscó su oportunidad en el tercer game y la consiguió, quebrando el saque de Rafa. Sin embargo, el de Manacor no se dejó estar, y en el juego siguiente concretó el break en su primera oportunidad. En el quinto juego, Nadal luchó durante 8 minutos para defender un break point y colocarse 4-1. A pesar de lo cerrado que comenzó el set, “El Matador” obtuvo una ventaja que parecía decisiva, aunque no reflejaba la realidad de los hechos.

El de Buenos Aires no cedió su servicio, enfocándose en quebrar al de Mallorca, cosa que el último impidió, quedando 5-2. El argentino defendió su saque sin problemas, y fue el español quien cerró el set, tras una hora y cuatro minutos de arduos intercambios, con un inesperado 6-3.

El segundo parcial continuó parejo, con ambos jugadores cerrando sus juegos en 0. El primer quiebre estuvo del lado de Nadal, que confirmó el break, obteniendo una ventaja inicial de 3-1. “El Peque” cerró su servicio y estuvo 30-0 en el saque de “La Fiera”, pero ésta no cedió su servicio, manteniendo la ventaja. En el séptimo game, Schwartzman salió adelante con su juego pero no pudo hacerle frente al de Nadal, que lo cerró en 0. Quebrando a su rival, el español cerró el segundo parcial con otro 6-3.

Rafael Nadal encaraba el último set con actitud y contundencia, mucho más suelto y con menor presión. Diego Schwartzman no tenía nada que perder, por lo que tenía la oportunidad de soltarse e intentar algo nuevo. Nadal no lo dejó crecer, consiguiendo el quiebre en el tercer juego, sacando 3-1. El argentino pudo quebrar en su segunda oportunidad, pero no así defender su servicio, perdiendo la oportunidad de igualar el marcador. Diego luchó por más de 8 minutos para poder quebrar a Rafa, volviendo a empezar de 0, defendiendo su juego de saque, igualando el marcador en 4-4. Nadal ganó cómodamente su servicio en 0, pasándole toda la presión a Schwartzman, que estuvo a la altura de las circunstancias y se preparó para quebrar a su rival. El argentino no pudo quebrar al español en sus tres oportunidades de break en un game importantísimo, quedando 5-6 con su saque.

El partido se definió en un tiebreak, que acabó 0-7 con un revés del argentino que se quedó en la red, lo que le daba al multicampeón su boleto a su 13° final de Roland Garros. Nadal se robaba el set por 7-6(0).

“Son condiciones complicadas… Para mí es increíble estar nuevamente en la final”, sostenía el de Mallorca tras finalizar el partido.

La clave de la victoria fue el porcentaje de primeros servicios (68%) y la distribución de los golpes en todas sus variantes, lo que le faltó en Roma, despidiéndose en los cuartos de final.

“Le dimos un vistazo a aquel partido, a las cosas en las que trabajar, y estoy muy contento por eso”, exclamaba en referencia al Masters de Roma.

Por parte del argentino, no hay nada que reprocharle, está en su mejor momento tenístico, estrenando el puesto número 8 del ranking ATP a partir del lunes. Ha tenido unas excelentes dos semanas, dejando atrás al finalista de la edición pasada, Dominic Thiem (3), y dándole gran pelea a Rafael Nadal en este encuentro, sobre todo en el primer parcial.

Estamos ante el Nadal que acostumbramos, a “La Fiera” que no deja nada al azar, dispuesto a ir a por su Grand Slam número 20 ante todo y ante todos. 99-2 es su rídiculo récord en París (por ahora), con un 98,02% de efectividad.

El domingo disputará su final número 13 ante el vencedor del duelo Novak Djokovic (Nro.1) – Stefanos Tsitsipas (Nro. 6).

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni