Logo-TennisLife

Serena Williams tenía ya problemas por mantenerse en pie en una semifinal del US Open que se caracterizó por un ritmo rápido cuando se detuvo detrás de la línea de base después del tercer punto y se inclinó. Mantuvo esa pose por un momento, se agarró el tobillo izquierdo y pidió un entrenador.

Mientras Williams se tomó un tiempo fuera para que un médico la atendiera y revisara su tobillo, su última oportunidad por alcanzar el título 24 en torneos Grand Slam se estaba escapando. Su oponente en turno, Victoria Azarenka, se sentó en un asiento lateral, con los ojos cerrados, tranquila y no permitiendo que la distracción provocada por la estadounidense afectara su concentración.

Tras una demora de cinco minutos, se reanudó la acción, y mientras Williams elevaba la fuerza de sus disparos y el volumen de sus gritos, fue Azarenka quien remató una victoria por 1-6, 6-3, 6-3 para volver a una final de Grand Slam por primera vez desde 2013.

"¿Han pasado siete años? Ese es mi número favorito. Supongo que está destinado a ser. Estoy muy agradecida por esta oportunidad ”, dijo Azarenka, quien ganó el Australian Open en 2012 y 2013 y perdió ante Williams en las finales del US Open cada uno de esos dos años. "En el camino hacia la final, tienes que vencer a los mejores jugadores y hoy fue ese día".

La derrota dejó a Williams cerca del puesto 24 una vez más, siendo derrotada en las finales de cuatro de los siete Slams anteriores, incluyendo Flushing Meadows en 2018 y 2019.

Con su 39 cumpleaños a poco más de dos semanas de distancia, la pregunta será: ¿Cuántas oportunidades más tendrá Williams?

Este fue el cuarto partido consecutivo de Williams en Nueva York a tres sets y, aunque comenzó de forma demoledora tomando ventaja de 4-0 en 15 minutos, Azarenka finalmente se puso en marcha.

Prueba de la brillantez de Azarenka: compiló 12 ganadores y solamente un error no forzado en el segundo set, luego continuó su dominio en la línea de fondo en el tercero, especialmente con su revés.

Eso la llevó a su primera victoria contra Williams en 11 enfrentamientos de Grand Slam en su carrera.

El sábado, Azarenka se enfrentará a Naomi Osaka por el campeonato en un encuentro entre dos tenistas que ostentan dos títulos 'major' en sus respectivas vitrinas y que han sido clasificadas como No. 1 en el pasado. La bieolorrusa y japonesa han sido, con mucho, las dos mejores jugadoras del circuito desde que se reanudó el tenis el mes pasado después de la pandemia del COVID-19.

Azarenka ha ganado 11 partidos seguidos, mientras que la racha de Osaka es de 10 después de su victoria 7-6 (1), 3-6, 6-3 sobre Jennifer Brady en una semifinal contundente llena de servicios rápidos y fuertes golpes de derecha.

Se suponía que Azarenka y Osaka jugarían en la final del Western & Southern Open, un evento en cancha dura que se mudó de Ohio a Nueva York este año como parte de un “ambiente controlado” de dos torneos con el US Open en medio de la pandemia, pero Osaka se retiró debido a una lesión en el tendón de la corva izquierdo.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni