Logo-TennisLife

Todos los deportes tienen registros que están prácticamente garantizados para permanecer en la eternidad. Así como existen récords en la Major League Baseball, NBA y NFL, por sólo mencionar algunas ligas, el tenis también tiene marcas históricas y que, muy probablemente, nunca serán rotas.

1. Servicio más rápido: 163.4 milas por hora (262.9 km/h)

Puede ser que el nombre de Sam Groth no le sea familiar a muchos, pero el australiano -ya retirado- tiene un récord en la historia del tenis que no se romperá en el corto plazo.

A Groth se le atribuye un servicio que registró 163.4 millas por hora durante un partido en un torneo Challenger en Corea del Sur. A pesar de asegurar su ingreso a libro de los récords, Groth perdió el partido ante el bielorruso Uladzimir Ignatik en sets corridos (4-6, 3-6).

2. Racha consecutiva más larga como número 1 del mundo: 1,659 días

Probablemente estaban esperando que el nombre de Roger Federer en esta lista, así que aquí lo tienen. La leyenda suiza tiene el récord (entre muchos otros) de la mayor cantidad de semanas consecutivas en la cima del ranking mundial masculino. Federer pasó 237 semanas consecutivas como el No. 1 del mundo, una carrera que comenzó el 2 de febrero de 2004 y terminó el 17 de agosto de 2008, un lapso de 1,659 días.

3. Más títulos Grand Slam en un solo torneo

Ganar un solo torneo de Grand Slam es un logro que pocos jugadores de tenis experimentan. Ganar múltiples torneos de la categoría es aún más raro. Así que imaginen lo inusual que es que un atleta gane 12 veces el mismo torneo. Eso es lo que ha hecho Rafael Nadal en Roland Garros durante los últimos 15 años. Como si este récord no fuera lo suficientemente imposible, hay que tomar en cuenta el momento actual que atraviesa Nadal, y a pesar de que faltan varios meses para la siguiente edición, el español es desde ya el principal favorito para ganar el título parisino y ampliar su cifra a 13 Copas de Los Mosqueteros.

4. Más títulos individuales de la WTA: 167

Ganar un título es una hazaña, ganar dos o más es digno de reconocimiento. Sin embargo, ganar 167 coronas en la WTA es sinónimo de respeto absoluto. Esto es lo que ogró Martina Navratilova a lo largo de su carrera. Para poner esto en perspectiva, Serena Williams, señalada como una de las más grandes de la historia, tiene 72 títulos de la WTA en 24 años que lleva jugando como profesional.

5. Mayor racha de victorias consecutivas: 74

Navratilova también posee este récord entre hombres y mujeres. En 1984, la nacida en Praga ganó 74 partidos individuales consecutivos, cifra que se mantiene como récord en la Era Abierta. Poniendo esto en perspectiva, el sueco Bjorn Borg tiene el récord de hombres con 49 triunfos consecutivos, lo que palidece en comparación con el éxito de Navratilova. Con la competencia en el circuito de tenis de hoy, es poco probable que alguien pueda igualar, y mucho menos superar, la racha de Navratilova.

6. Partido más largo: 11 horas, 5 minutos de duración

En 2010, Wimbledon sirvió como sede del partido más largo en la historia del tenis. El estadounidense John Isner venció al francés Nicolas Mahut en una épica batalla de cinco sets que tardó 11 horas y cinco minutos en completarse. El partido de primera ronda en realidad tuvo que jugarse en el transcurso de tres días. Como era de esperar, Isner perdió en la siguiente ronda, probablemente debido al agotamiento del maratón anterior. Casi una década después de dicha batalla y con los cambios que ha habido en los torneos Grand Slam respecto a la definición de los partidos, es prácticamente imposible que un hito como éste se vuelva a repetir.

7. Más raquetas destruidas en una temporada: 48

A diferencia de los récords anteriores, éste no es digno de orgullo, pero al final, es una marca. Al ruso Marat Safin, dos veces campeon de Grand Slam, se le atribuye el mayor número de raquetas destruidas en una temporada. En 1999, rompió 48 raquetas durante la temporada, un récord que aún se mantiene vigente 20 años después.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni