Más que la eliminación de Rafael Nadal en tercera ronda, posiblemente la mayor sorpresa de la primera semana de Wimbledon fue la valentía de Heather Watson y su intento por eliminar a la número 1 del mundo, Serena Williams.

Nadie esperaba que la joven de 23 años, sin siembra en el cuadro principal, llevara a Williams al límite y mucho menos que la tuviera al borde de la eliminación. Watson se quedó a sólo dos juegos de sellar el mayor triunfo de su carrera, pero Williams, haciendo gala de su experiencia e intimidando a la de Saint Peter Port con sus exclamaciones ( “Come on!” ), terminó inclinando la balanza a su favor para dejar el marcador en 6-2, 4-6 y 7-5. Pese a la derrota, la británica se ganó el corazón de la afición por su espíritu combativo y no pasará mucho tiempo para que la veamos ascender en el ránking.

Nadal, dos veces campeón y cinco veces finalista, llegó a Wimbledon como décimo en la siembra, la posición más baja en una década, por lo tanto, la esperanza no era imaginarlo jugando semifinales contra Federer, sino verlo sobrevivir a la primera semana. Por cuarto año consecutivo, “Rafa” fue derrotado por un jugador clasificado en las afueras del Top 100.

Por otro lado, Dustin Brown, quien solía viajar en una camioneta entre torneo y torneo, se convirtió en la sensación del torneo (su cuenta de Twitter [@dreddytennis] duplicó la cantidad de seguidores en menos de 24 horas) y ahora puede presumir que tras dos juegos, tiene marca de 2-0 ante Nadal. Desafortunadamente, el sueño del rastudo de 30 años llegó a su fin contra Viktor Troicki en cuatro sets (6-4, 7-6, 6-6 y 6-3). “Desde niño siempre soñé con jugar en la Cancha Central”, dijo Dustin en su despedida.

En la rama femenil, seis de las primeras 10 sembradas salieron cabizbajas del All England Tennis Club, entre ellas la campeona defensora Petra Kvitova y la finalista del año pasado Eugenie Bouchard. Kvitova, segunda en la clasificación, perdió ante la otrora número uno Jelena Jankovic, ubicada en el puesto 28, por 2-6, 7-5 y 6-4. Davastada e inconsolable, la checa dijo: “Sigo siendo humana. No soy un robot. No estoy segura de qué pasó”.

En el caso de Bouchard, ésta fue su segunda eliminación sucesiva en torneos Grand Slam. La canadiense [12] fue vencida por la china Yingying Duan, venida de la “qualy”, por 7-6 y 6-4. Bouchard, quien deslumbró en 2014 con su desempeño, ha tenido una temporada para el olvido y esta nueva derrota -la 12 en sus últimos 14 partidos- anuló por completo sus aspiraciones de revertir la situación.

Otra sorpresiva eliminación fue la de Simona Halep. La rumana perdió 7-5, 5-6 y 3-6 ante la eslovaca Jana Cepelova. En Roland Garros, Halep perdió en segunda ronda ante Mirjana Lucic en sets corridos.

Ana Ivanovic, semifinalista en Roland Garros, perdió ante la norteamericana Bethanie Mattek-Sands por 6-3 y 6-4.

Mientras tanto, la veterana Venus Williams, cinco veces campeona en Wimbledon, avanzó a la ronda de octavos para citarse con su hermana Serena. Éste será el enfrentamiento 26 entra ambas, siendo Serena la que lidera el frente a frente 14-11.

En el cuadro masculino, 3 del Top 10 fueron ya eliminados: Rafael Nadal, Milos Raonic y Kei Nishikori. El japonés, quinta raqueta mundial, se vio obligado a anunciar su baja por lesión antes de su partido ante Santiago Giraldo. Raonic, semifinalista en 2014, fue víctima de la sensación australiana Nick Kyrgios.

Grigor Dimitrov, otro semifinalista el año pasado, perdió ante el francés Richard Gasquet por 6-4, 6-5 y 6-4.

Mientras tanto, Novak Djokovic, número 1 del mundo, no tuvo problemas en la defensa de su corona y llegó a octavos sin ceder un solo set. Roger Federer, en el otro lado del cuadro, perdió el sábado su primer set en el torneo frente al australiano Sam Groth (6-4, 6-4, 6-7 y 6-2. El favorito de los locales, Andy Murray, peleó contra Andreas Seppi y una lesión en el hombro derecho para avanzar a octavos. Al igual que Federer, el escocés cedió apenas su primer set en el torneo (6-2 ,6-2, 1-6 y 6-1).

Otro punto a destacar fue el duelo entre el norteamericano John Isner y el croata Marin Cilic. El partido, iniciado el viernes y eventualmente suspendido por falta de luz, comenzó con parciales 7-6, 6-7, 6-4, 6-7 y 10-10 en el quinto. Tras 15 minutos, fue Cilic quien se llevó el triunfo en la reanudación (12-10 en la definición). ¿Que por qué llamó la atención? Dado que Isner protagonizó el partido más largo en la historia (ante Nicolas Mahut; 11 horas y 4 minutos; 6–4 3–6 6–7(7) 7–6(3) y 70–68 en 2010), este partido generó muchas expectativas.

Por último, el primer día de actividades nos ofreció el último partido en singles de Lleyton Hewitt en Wimbledon, quien tras cuatro intensas horas de juego, perdió la batalla contra el finlandés Jarkko Nieminen, otro tenista que también había anunciado su despedida para siempre del torneo y que logró extender su estancia un partido más. Dos días después, Nieminen fue eliminado, abrazado y aplaudido por Djokovic.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook