Logo-TennisLife

Nadal llega al Abierto de Francia 2015 de una manera inusual: no se siente favorito. Pero en años anteriores, tampoco llegaba en buen momento y en Francia sacaba lo mejor de su repertorio. Como su amado Real Madrid llegó a la Champions League número 10 (“La Décima”), Nadal espera hacer lo mismo y lograr su décimo campeonato en la arcilla parisina.

Nadal no llega bien a París

Una lesión en la muñeca no dejó jugar a Rafael Nadal después de Wimbledon 2014 hasta octubre en el Abierto de Beijing, donde apenas pudo avanzar unas rondas y en Shanghai perdió en el debut. En el Abierto de Basilea, cedió en cuartos ante la joven estrella Borna Coric, aquejado de dolores de una apendicitis por la cual pesaría al quirófano.

2015 no ha sido de los mejores años de Nadal, ya que a pesar de llegar a cuartos en Australia y ganar el título en Buenos Aires, ha sufrido duros reveses ante Fognini, Raonic, Verdasco, Djokovic, de nuevo con Fognini y Wawrinka.

Ésta no es la primera vez que Nadal llega no muy bien embalado a París, basta recordar 2011, cuando el actual número uno del mundo, Novak Djokovic, lo venció en la finales de Madrid y Roma; en 2013 venía recuperándose de una lesión y perdió la final de Viña del Mar ante Horacio Zeballos y perdía por primera vez en una final en Montecarlo, cediendo ante Djokovic; en 2014 perdió por primera vez desde que tenía 16 años en Barcelona ante Almagro y sufrió en Monte Carlo su primer revés contra Ferrer en arcilla después de 10 años.

Pero todos esos años la historia fue la misma en París: Nadal quedó campeón.

Nadie en la Era Abierta ha sido tan dominante como Nadal en un Grand Slam, y aunque Djokovic llega con un año de ensueño después de ganar en Australia, Indian Wells, Miami, Montecarlo y Roma, y es considerado como favorito para ganar por primera vez Roland Garros, Nadal tendrá la última palabra en su ‘tierra’, esa en la que sólo ha perdido un partido desde el 2005.

Y puede que entre Nadal y Djokovic quede el titulo, pero también existe la posibilidad de que el encuentro 44 entre ambos (la mayor rivalidad en la Era Abierta) se pueda dar en cuartos o semifinales y no una final, debido a los flojos resultados de Nadal y su caída al puesto número siete del ránking.

Sea en la ronda que se enfrenten, Nadal lleva mano a pesar del buen momento de Djokovic para llevarse su décima corona en Roland Garros y con ello superar a Pete Sampras en Slams ganados y quedar a sólo dos de los 17 de Roger Federer.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni