Roger Federer se ha visto envuelto en una pelea política debido a un plan que sugiere cambiar el nombre del estadio de su ciudad natal en su honor.

Los fanáticos han estado promoviendo durante años la iniciativa para que la arena de St Jakobshalle en la ciudad natal de Federer, Basilea, pase a llamarse "Roger Federer Arena".

El estadio alberga el evento Swiss Indoors, el cual Federer ha ganado en nueve ocasiones (cifra récord) y donde actualmente es vigente campeón.

La política con sede en Basilea, Martina Bernasconi, se ha unido a la petición para cambiar el nombre del lugar, pero ha revelado algunas razones extrañas por las que ha recibido un rechazo.

Cuando la publicación británica The Express le preguntó si había recibido objeciones de otros políticos, Bernasconi respondió: "Sí, muchas. Los principales argumentos han sido que Suiza y Basilea solo honran a los muertos. Y que Federer es una marca y quiere dinero".

La tradición suiza generalmente restringe el homenaje a las figuras deportivas hasta después de que hayan muerto, pero Bernasconi dice que la importancia de Federer para sus compatriotas es lo que realmente importa.

"Es el embajador más popular de Suiza", dijo. "Debido a que habla el dialecto de Basilea, las personas tienen una alta identificación con él. Nació en Basilea y vivió 16 años en esta ciudad, visitó la escuela y su primer club de tenis fue Old Boys Basel. Se casó aquí con su esposa Myrka y sus padres viven en Basilea. En todo el mundo, él es muy conocido, por lo que es realmente popular, no solo como deportista. Sería un honor absoluto, increíble".

Federer ha expresado previamente su gratitud por las conversaciones que se están llevando a cabo para honrarlo, señalando algunas leyendas australianas que han tenido lugares con sus nombres.

"Me sentiría muy feliz", dijo Federer al periódico suizo Tages Anzeiger. “Sería un honor absoluto, increíble para mí. Veo lo que Rod Laver o Roy Emerson quieren decir cuando tienes un estadio que lleva tu nombre y puedes experimentarlo".

El impulso para cambiar el nombre de la arena comenzó hace 12 meses, pero fue frustrado por el consejo local que votó en contra.

"Puede ser un bonito gesto más tarde poner ese memorial para Federer", dijo el consejero Thomas Gander a The Express el año pasado."Pero hoy todavía es demasiado temprano. Y estoy casi seguro de que él lo ve de esa manera".

En 2017, el Real Club de Tenis Barcelona renombró la cancha central donde se disputa el Trofeo Conde de Godó como Cancha Central Rafael Nadal, en honor al tenista español y 9 veces campeón del certamen catalán.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook