Ciento dieciocho medallistas olímpicos y paralímpicos de tenis comparten sus memorias en el libro "Mi vida, mi medalla", en un proyecto para promocionar los JJ.OO. de Río de Janeiro, que auspiciado por la Federación Internacional de Tenis (IFT) ha sido presentado este miércoles en Londres.

El tenis volvió a la competición olímpica en los Juegos de Seúl (1988) y la primera competición paralímpica de esta especialidad tuvo lugar en Barcelona en 1992.

El libro, de 224 páginas, recoge las impresiones y recuerdos de los medallistas de este deporte, desde Seúl hasta Londres (2012), y expresan como cambió sus vidas tras asistir a este evento. Los deportistas aparecen fotografiados en la publicación, tal y como son ahora.

La alemana Steffi Graf, ganadora de la medalla de oro en Seúl, que esa temporada (1988) logró el Grand Slam, abre el libro que incluye otras grandes estrellas de la raqueta en estos 30 años, como , Andre Agassi (USA), Boris Becker (GER), Lindsay Davenport (USA), Novak Djokovic (SRB), Roger Federer (SUI), Justine Henin (BEL), Andy Murray (GBR), Rafael Nadal (ESP), Arantxa Sánchez Vicario (ESP), Monica Seles (USA), y Serena y Venus Williams (USA).

Los cuatro veces ganadores de la medalla de oro Esther Vergeer (NED), Shingo Kunieda (JPN), Peter Norfolk (GBR) y el fundador del tenis en silla de ruedas Brad Parks (USA), figuran entre los paralímpicos.

"El regreso del tenis a los Juegos Olímpicos, fue algo histórico en nuestro deporte", dijo David Haggerty, presidente de la FIT. El efecto olímpico se ha visto en el número de miembros de la FIT, que ha subido de 147 en 1988 al récord de 211 naciones, hoy en día".

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook