POR MAURO FLORES LEDESMA

Antes de seguir con los más de 4 años de ingobernabilidad en la ATEM (Asociación de Tenis del Estado de México) les informamos, según mensaje de Pedro H. López Sánchez, Vicepresidente del Valle de México dentro de la llamada Comisión Reestructuradora que convocó a Asamblea Ordinaria y Extraordinaria para el próximo 8 de enero de 2020: “lamentablemente ningún club de la Zona Metropolitana está al corriente en sus cuotas de afiliaciones –como claramente lo dicen los estatutos- por lo que no tendrían voto, sólo están los de Toluca que sí se encuentran en regla”.

En segundo lugar nos comenta: “La convocatoria es abierta, si existe alguna planilla que se quiera postular lo puede hacer, siempre y cuando los miembros cumplan con sus obligaciones estatutarias”.

Evidentemente el segundo punto no lo señala la convocatoria por lo que puede ser o no aplicable, pero ahí están los datos para que se anoten. Pedro H. López instó a la comunidad de tenistas mexiquense a trabajar en unidad”. Les prometemos más información en los días siguientes.

EL RECUENTO

El 14 de noviembre de 2015, José María Galindo asumió como presidente del nuevo Consejo Directivo de la ATEM por votación unánime de más de 12 clubes.

Con Galindo quedaron integrados Efrén Sánchez como vicepresidente; Javier Perroni como secretario; el contador público José Luis Aguilar como tesorero; María del Carmen Osnaya como vocal de femeniles; el profesor Alejandro Bautista como vocal de infantiles juveniles; el profesor David Jasso, como vocal de giras; el profesor Ubaldo Jaimes como vocal de profesores y el licenciado David Izquierdo, como vocal de nuevos proyectos.

Después el presidente de la mesa de debates, Lic. Armando Sales (Q.E.P.D) tocó el punto número VII de la orden del día, y pregunto a la Asamblea si estaba de acuerdo en practicar una AUDITORIA GENERAL CONTABLE al anterior consejo directivo. La respuesta fue otro sí unánime. Sin embargo esto nunca se cumplió.

Curiosamente Pedro H. López, entonces representante del Club Cuicacalli, instó a los nuevos representantes de los tenistas a “no tener nunca más secuestrada a la ATEM. Los clubes necesitamos tener comunicación constante con ustedes y requerimos ese compromiso”. Las cosas cambian, de eso no hay duda.

CAMBIOS y “ARREGLOS”

Recordemos que José Antonio Flores en septiembre del año 2015 reconoció en entrevista que varias asociaciones llevaban juntándose más de un año, pues muchas decisiones en la FMT se tomaban en un grupo pequeño y no se llevaban a las juntas de Consejo. Flores Fernández, como Presidente de la ATEM, recibió el apoyo de más de una decena de asociaciones bajo el lema: NO a Gastón Villegas y NO a Fernando Segal, entonces presidente y director de la FMT, y en busca de un cambio. El titular de la Asociación de Tenis del Distrito Federal (hoy CDMX), el Ing. Armando Vega se disciplinó a la decisión, no obstante que Flores formó parte de la llamada “Comisión Disciplinaria” de la FMT que “inhabilitó” a Armando Vega por 4 años, sanción que fue reculada por la CAAD… ¿Hoy dónde se encuentra la ATCDMX?... Hay que recapitular para entender.

El golpe casi mortal para Flores Fernández llegó poco después cuando en noviembre es destituido como presidente de la ATEM, por el Consejo de José María Galindo.

José Antonio Flores informó a las asociaciones que lo postularon que se “bajaba del barco” pues primero tenía que resolver sus asuntos en la ATEM.

Unos días después Flores, apoyado por Fernando Platas, entonces titular del IMCUFIDE, negoció “en lo oscurito” con el nuevo Presidente de la ATEM, José María Galindo, para conseguir su apoyo rumbo a la presidencia de la FMT.

Posteriormente José Antonio Flores tuvo una reunión con Gastón Villegas, Jorge Velázquez Valassi y otros “amigos” del presidente y logró ser el candidato “oficial”. El Ing. Armando Vega fue el candidato opositor con una propuesta de Consejo Directivo que incluía a Raúl Zurutuza, Ricardo Langre, Javier Ordaz, Rodrigo García, Gerardo Heyser y Jorge Rendón, entre varias personalidades más del deporte blanco, quienes sufrieron serios desaires desde las vísperas.

LO QUE SE ESPERABA

La Asamblea que realizó la FMT el martes 15 de marzo del 2016, resultó como se planeó, después de diversas anomalías entre las que se cuenta que el registro de asistencia terminó a las 11:30 horas, cuando en convocatoria decía a las 12 horas. Y que continúo con la salida de varios presidentes de asociación, vicepresidentes de sección y el propio Armando Vega, minutos después de empezar la reunión, entre impotencia de algunos y prepotencia de otros.

Por ejemplo no se permitió la entrada del presidente de la Asociación de Chihuahua, Pedro Fernández que porque había dos presidentes y estaba “fuera de estatutos”, pero de nada valieron los argumentos de que el candidato José Antonio Flores estaba en las mismas condiciones, quien paradójicamente entró a la Asamblea hombro con hombro, con José María Galindo.

La situación se tornó más aguda cuando la FMT no informó con anticipación cuántas planillas y quienes eran sus integrantes, cuántas asociaciones tenían derecho a votar y con cuántos votos, requisitos para saber cómo se daría la contienda. Las respuestas se dieron cuando ya en la Asamblea cada Presidente de Asociación tenía un lugar designado donde encontraron un folder, algunos curiosamente alcanzaron más votos que los que tenían en el 2015, otros como San Luis Potosí y Aguascalientes bajaron por “no estar en regla” y solo tuvieron derecho a voz y no a voto.

Después de varias negativas y tonos altisonantes, despectivos y burlones de Villegas a varios presidentes de Asociación, entre ellos Adolfo Martínez Barragán, de Oaxaca, Gustavo Amezcua de Morelos y José Martín Sánchez de la Asociación Zacatecana, estos salieron también.

Así entre gritos y sombrerazos se impuso una ley, la de Villegas y se designó a José Antonio Flores como presidente de la FMT, sí casi de manera unánime.

AL VIEJO ESTILO

Hoy la situación en la ATEM es más que evidente, una Comisión Reestructuradora que fue creada para convocar a elecciones en un plazo no mayor a tres meses, plazo que se cumplió el pasado 5 de marzo, y que no ejecutó el mandato para la que fue creada, por el contrario operó como “nuevo consejo directivo de la ATEM designado por la FMT –que hoy preside Flores Fernández- y el Instituto del Deporte”… aunque ninguno de los dos tiene poder legal para intervenir en un asociación, buena o mala pero independiente. No, no estamos defendiendo la ingobernabilidad, la censuramos, pero el cambio no puede hacerse bajo los preceptos que están marcados.

Hasta aquí la segunda parte de esta recapitulación de los hechos en la ATEM. Mañana terminamos esta sinopsis, pero dijimos que hay que recordar para construir el porvenir, así que analicemos el pasado y vislumbremos el futuro.

Aún queda pendiente la Asamblea donde destituyen a José María Galindo y llega Carmen Osnaya y los juicios siguen y siguen, pero los compromisos nunca, ante las miradas inconformes, interrogantes y hasta indiferentes de los clubes y de los tenistas mexiquenses. Hoy pueden hacer la diferencia.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook