Logo-TennisLife

POR MAURO FLORES LEDESMA

Cuando muchos aseguraban que había quedado en el pasado la etapa más negra del tenis mexicano y si algún valor había quedado en el horizonte para revivir lo que se tuvo alguna vez, nada más macabro que lo que sucede ahora.

Resulta que la llamada Comisión Reestructuradora de la Asociación de Tenis del Estado de México que nació el 5 de diciembre de 2018, con el único objetivo de convocar a elecciones en un plazo no mayor de 90 días, es decir a más tardar el pasado 5 de marzo del 2019, y que al no hacerlo resultaba legalmente inoperante, esta vez convocó a Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria a celebrarse a las 12:00 horas del día 8 de enero del 2020, por esta única ocasión, en las instalaciones ubicadas en Paseo San Gerardo S/N, San Carlos, Metepec, Estado de México, es decir en las instalaciones del Club de Golf San Carlos, S.A. de C.V., con la finalidad de tratar los asuntos que a continuación se enlistan:

ORDEN DEL DÍA

1.- Designación del Presidente, Vicepresidente y Secretario de la Asamblea.

2.- Designación de escrutadores.

3.- Lectura y aprobación de la orden del día.

4.- Informe de actividades de la asociación durante el ejercicio 2018-2019.

5.- Informe de tesorería de la asociación durante el ejercicio 2018-2019.

6.- Revocación de los miembros del Consejo Directivo que fue designado en asamblea de fecha 13 de noviembre de 2015, protocolizada ante el Lic. Gerardo Mendoza Powell en fecha 24 de febrero de 2016 mediante el instrumento 56,938.

7.- Revocación de los miembros del Consejo Directivo que fue designado en asamblea de fecha 19 de agosto del 2016 protocolizada ante el licenciado Ricardo Cuevas Miguel en el año 2016 mediante el instrumento 17,703.

8.- Revocación de los miembros del Consejo Directivo que fue designado en asamblea de fecha 24 de marzo protocolizada ante el licenciado Alfonso Flores Macedo en fecha 25 de abril de 2017 mediante el instrumento 80,156.

9.- Revocación de todos y cada uno de los poderes otorgados con anterioridad a esta asamblea por parte del Consejo presidido por José María Miguel Galindo y/o María del Carmen Osnaya Gallardo o Carmen Osnaya de Aguilar.

10.- Revocación de la Comisión Reestructuradora que se designó en fecha 5 de diciembre de 2018.

11.- DESIGNACIÓN de nuevo Consejo Directivo.

12.- Otorgamiento de poderes.

13.- Asuntos Generales.

14.- Designación de delegados especiales que den cumplimiento y formalidad a las resoluciones adoptadas por la asamblea.

Se considerará que existe quorum para la celebración de la Asamblea en primera convocatoria cuando concurran a esta la mitad más uno de los asociados, sin contar el Presidente y Vicepresidente. En caso de que no se reúna el quorum solicitado para la primera convocatoria, media hora más tarde se lanzará segunda convocatoria para que la asamblea se celebre una hora más tarde.

El texto finaliza con la rúbrica 4 de los integrantes de dicha Comisión Reestructuradora:

Sergio Aranzeta Molina, Presidente

Pedro López Sánchez, Vicepresidente del Valle de México

Luis Enrique Flores Fernández, Vicepresidente del Valle de Toluca

Jorge Iván Blancarte, Tesorero

UN POCO DE HISTORIA

Resumimos lo que publicamos en diciembre del 2018 en varios sitios web cuando se formó la llamada Comisión Reestructuradora: “A finales de 2015, en Asamblea de la ATEM convocada por clubes asociados de la misma y realizada en el Club Irlandés se destituyó en ausencia al entonces Presidente de la ATEM, José Antonio Flores Fernández y asumió las riendas José María Galindo, quien llevaba en su consejo a diversas personas, incluida Carmen Osnaya.

En los siguientes días, José María Galindo tuvo pláticas secretas con José Antonio Flores, quien entonces pretendía la presidencia de la FMT, razón por la que se causó una ruptura entre el presidente y los demás integrantes del consejo.

Lo que ya se veía tomó color en marzo del 2016 cuando José María Galindo llegó a la Asamblea de la FMT y le ofreció todo su respaldo a José Antonio Flores, quien ganó la presidencia y a cambio le dio una vicepresidencia de zona. El pacto estaba hecho.

En agosto del 2016, integrantes del menospreciado consejo lograron el apoyo de varios clubes para convocar a Asamblea realizada en el Club Cuicacalli y ahí se resolvió destituir a José María Galindo, quedando en su lugar la señora Carmen Osnaya.

A partir de ahí los juicios llegaron a raudales. Osnaya consiguió que las cuentas de la ATEM le fueran cedidas judicialmente pero tuvo que cambiar a la ATEM de domicilio, mientras Galindo tuvo que dejar las oficinas en el Club Tlalnepantla.

El consejo de Osnaya fue reconocido por autoridades judiciales, pero no por el presidente de la FMT, quien le brindó el apoyo a José María Galindo, hasta el 5 de diciembre de 2018 cuando le pidió la renuncia y se decidió formar una Comisión Reestructuradora y convocar a nuevas elecciones, todo con la venia y testimonio de Carlos Acra, entonces titular del Instituto Mexiquense del Deporte.

Entonces concluimos con algunas preguntas: ¿Será, como se rumora desde hace tiempo, que José Antonio Flores quiere dejar a su hermano en la presidencia de la ATEM?, ¿es el momento adecuado para deshacerse tanto de Osnaya como de Galindo?, ¿es el primer movimiento de José Antonio Flores para la reelección por otros 4 años, que él dijo no buscaría?... 2019 es el año de campaña para quien busque la FMT y sin duda los votos de la ATEM son más que claves en el proceso.

LAS IRREGULARIDADES

Aclaremos que la presunta convocatoria tiene diversas anomalías. En principio no tiene fecha y los estatutos marcan que debe entregarse a los clubes o asociados con 30 días de anticipación y al menos en dos de ellos checados por fuentes dignas de todo crédito ni siquiera sabían de la convocatoria. Es de extrañarse pero de preverse también que POR ÚNICA OCASIÓN se realice en San Carlos, pues en segunda convocatoria se hará con los clubes o asociados que lleguen… más claro ni el agua.

Como mencionamos anteriormente la tal Comisión Reestructuradora tuvo un único propósito: CONVOCAR A ELECCIONES EN UN PLAZO NO MAYOR DE 90 DÍAS: NO CUMPLIÓ.

En los puntos 4 y 5 señala: Informe de actividades de la asociación durante el ejercicio 2018-2019 e informe de tesorería de la asociación durante el ejercicio 2018-2019.

No hubo ninguna asociación en ejercicio en el ciclo 2018-2019, si así lo establece es contrario a la verdad como lo es que hayan tenido control de la tesorería o de las cuentas. Lo que los clubes deberían pedir es que se presenten informes de las cuentas financieras tanto de la administración de José María Galindo como de la Carmen Osnaya, pues ahí si hubo manejo de dinero. Si la Comisión Reestructuradora tuvo control de alguna cuenta no fue como ATEM y está fuera de las función para la que fue creada.

Se pide revocación de los miembros de los Consejos Directivos de las asambleas de 2015 a 2018, es decir no se les pedirán cuentas ni informes de los ejercicios. La idea se vislumbra como para eliminar el poder que tuvieron esas asambleas, así que revocar los poderes otorgados a la asamblea por parte de los dos Consejos Anteriores indica que si alguna resolución judicial se obtuvo sería eliminada.

Aún hay juicios pendientes como la demanda que interpuso el Club La Asunción y la FMT a la asamblea donde resultó electa Carmen Osnaya “porque no se les informó en tiempo y forma”, según argumentaron con argucias legaloides, ya que en ambas sedes no se les permitió la entrada y tuvieron que dejar la convocatoria con quien estaba en la puerta. Osnaya lo demostró con presencia de testigos.

El punto 10 señala la revocación de la Comisión Reestructuradora que se designó el 5 de diciembre de 2018, la que en su propia circular para presentarse ante los gerentes y delegados de clubes el 13 de diciembre de 2018 señaló textualmente (obra en nuestro poder): “se hará la presentación del Consejo Directivo asignado por la Federación Mexicana de Tenis e Instituto Mexiquense de Cultura y Deporte…”.

El punto 11, es el que representa mejor las intenciones de quienes convocan a esta asamblea: DESIGNACION DE NUEVO CONSEJO DIRECTIVO… Es decir nunca habla de elección libre y democrática sino de “designaciones”.

Lo que señalamos en aquella nota del 2018 empieza a tomar forma en vísperas de las elecciones que tendrá la Federación Mexicana de Tenis en el primer cuatrimestre del 2020. Hay una mano que está meciendo la cuna y no comenzó ahora.

Los votos del Estado de México son cruciales en una elección o reelección en la FMT y la opinión de los clubes del EdeM, que son lo que conforman a la asociación y le dan validez legal, parece no importarle a nadie.

Los clubes de la entidad son los dueños de la ATEM y son los que deben luchar por rescatar al tenis mexiquense.

Ya se inhabilitó a la ATCDMX, a la de Chiapas, Quintana Roo y Baja California… ¿Qué sigue para hacerlas operar y votar en favor de cierto candidato?... no se necesita ser genio, la baraja se está repartiendo.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni