Logo-TennisLife

(* )“No hay movimiento más difícil que agarrar a una mosca en el aire… hasta hoy sólo he visto hacerlo a Bruce Lee y a Rafael Osuna” Chuck Norrris

POR MAURO FLORES LEDESMA

Sublime, colosal y pleno de anécdotas resultó el coctel homenaje que se realizó ayer por la noche en el Club de Industriales para conmemorar el 50 aniversario luctuoso de Rafael “Pelón” Osuna, el mejor tenista mexicano de todos los tiempos y quien murió el 4 de junio de 1969 en lo que fue una verdadera tragedia, al desplomarse el avión en que viajaba en Monterrey, Nuevo León.

Toda la familia del tenis mexicano se reunió para recordar a este ídolo del deporte blanco en nuestro país que en poco más de 10 años conquistó lo que muchos han anhelado y quizá nunca consiguieron, como ser el número uno del mundo por la ITF (1963), después de ganar ese mismo año el US Open de manera individual, y es el primero de tres latinoamericanos que lo han hecho hasta hoy (los otros dos son Guillermo Vilas en 1977 y Juan Martín del Potro en el 2009. “Pelón” Osuna además ganó dos veces los Campeonatos de Wimbledon en la modalidad de dobles: en 1960 con Dennis Ralston y en 1963 con Antonio Palafox y es el único ganador de la única medalla de oro en tenis en Juegos Olímpicos, lo hizo en dobles, al lado de Vicente Zarazúa en México 68, entre muchos más.

El magnífico homenaje fue encabezado en la mesa del presídium por Eduardo Martínez Lanz y José Carral Escalante, Rafael Belmar Osuna y Rafael Belmar Hernández, pero también se dieron cita personajes como Elena Osuna, hermana del “Pelón”; el Capitán-Leyenda Francisco “Pancho” Contreras y su esposa; el Ing. Armando Vega, actual presidente de la ATCDMX e hijo de una las primeras glorias del tenis mexicano -del mismo nombre-; Gabino Palafox, los ex medallistas panamericanos Claudia Hernández, Alejandra “Piolina” Vallejo y Javier “Gato” Ordaz, se tuvo presencia de la familia Mestre y de la familia Ramos Uriarte, entre muchas otras que siempre han sido parte importante del tenis mexicano.

ESTUPENDO HOMENAJE

El Lic. Eduardo Martínez Lanz, ex capitán del equipo mexicano de Copa Davis en 1979 y 1981, vicepresidente de la FMT (1977-1979) y secretario del mismo organismo (1979-1981) fue quien encabezó dicha ceremonia y al hacer uso de la palabra destacó los logros de Rafael “Pelón” Osuna y elogió a su familia por tomar la iniciativa de echar a andar este homenaje. “Es la figura más relevante del tenis mexicano. Recuerdo que una vez me llagué las manos por tanto aplauso que con mi padre le dimos a Osuna en un partido”.

También el Lic. José Carral Escalante, vicepresidente del Consejo de Administración del Salón de la Fama del Tenis Mexicano y de la Fundación Deportiva Rafael Osuna y presidente del Club de Industriales, entre muchos otros cargos, destacó las virtudes del “Pelón” Osuna… “un hombre sumamente rápido en la cancha y que le dio un grandioso brillo a nuestro país”.

Después de las palabras de Martínez Lanz, los asistentes disfrutaron del video que el US Open pasó en todas sus pantallas cuando se cumplieron 40 años del triunfo de Rafael Osuna. Al finalizar, Rafael Belmar Hernández, sobrino nieto de Osuna, enmarcó los logros póstumos más destacados del “Pelón”, entre los que sobresalen:

A dos meses de su muerte, durante el US OPEN 1969 se declaró el 28 de agosto de 1969 como el Día de Rafael Osuna. Todo el torneo es tapizado únicamente con posters de Osuna.

A partir de 1969, la Asociación Intercolegial de Tenis NCAA de Estados Unidos entrega en sus campeonatos nacionales (por primera vez desde sus inicios en 1881), el trofeo con el nombre de “Rafael Osuna Sportsmanship Award”, equivalente al Trofeo Heisman del futbol americano, al deportista más destacado, destacando la excelencia no solo técnica sino humana. Los criterios para seleccionar al ganador son tres: 1. Excelencia competitiva. 2. Deportivismo, caballerosidad y buenos modales. 3. Su contribución al tenis.

En 1969 el Centro Deportivo Chapultepec, catedral del tenis Mexicano y casa de la gran mayoría de la historia del tenis en México, nombra a su estadio “Rafael Osuna”.

En 1972, para estrechar lazos de amistad entre Estados Unidos y México y para honrar la memoria Osuna, se establece la “Copa Osuna”, el torneo más antiguo en México, después de la Copa Davis.

El 14 de julio de 1979, el Salón de la Fama del Tenis Internacional lo consagra permanentemente en la historia del deporte blanco al distinguirlo con el nombramiento de miembro de honor.

En 1979 el expresidente de México José López Portillo y Pacheco, develó la estatua que erigió el Instituto Mexicano del Deporte en homenaje a Osuna. Dicha estatua engalana la rotonda de la plaza de abanderamientos del Comité Olímpico Mexicano.

En 1990 la Señora Elena Osuna de Belmar, publicó la biografía “Rafael Osuna Sonata en Set Mayor” y como premio a la veracidad de la información y a la calidad del libro, el ejemplar es premiado al ser incluido en los museos del Salón de la Fama del Tenis Internacional, Wimbledon, USTA y en la Rotonda de la Biblioteca de la Universidad del Sur de California.

En el año 2000, el presidente Ernesto Zedillo distinguió a Rafael Osuna como el deportista del siglo XX en la disciplina del tenis.

SENSACIONAL DOCUMENTAL

Rafael Belmar Osuna tomó entonces la palabra, solo para invitar a los asistentes a ver el majestuoso trabajo de Fernando Hubbe y Mauricio Sariñana, quienes prepararon un documental sobre el 50 aniversario luctuoso de Rafael Osuna.

En dicho trabajo integraron entrevistas al propio Rafael Belmar Osuna, “Pancho” Contreras, Alejandra Vallejo, José Carral Escalante, Eduardo Martínez Lanz, Armando Vega, Eduardo Varela, José Luis Clerc, Rod Laver, Roy Emerson y al entrenador Carlos Castañeda de la Universidad del Sur de California.

Una frase que Rod Laver dijo durante las entrevistas y calaron hondo en los asistentes fue: “Rafael Osuna es sin duda el mejor jugador de dobles que yo haya visto y los disfrutaba”.

El documental es trabajo excelente donde se resalta la velocidad y mórbido descaro de Rafael Osuna dentro de la cancha, sus subidas a la red y su sorpresiva colocación en el centro de la cancha cuando jugaba dobles y su compañero debía sacar”.

Hubbe y Sariñana están cerca de terminar un trabajo de casi dos años para hacer una película documental sobre Rafael Osuna, prometieron que estará lista en el próximo trimestre y será presentada con bombos y platillos el próximo año durante el Abierto Mexicano de Tenis. La verdad es una obra majestuosa y plena de calidad anecdótica… Una historia digna de contarse para que las nuevas generaciones reconozcan el pasado glorioso de nuestro hermoso deporte blanco.

Al final hubo sesión de preguntas y respuestas donde el Lic. José Carral aprovechó para proponer que en México se conforme una agrupación cuya finalidad sea otorgar becas con el nombre de Rafael Osuna para jóvenes tenistas entre 10 y 16 años.

(*) Anécdota comentada por Rafael Belmar Osuna

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni