Logo-TennisLife

POR ITZEL GARDUÑO

Con una emotiva ceremonia frente a su estatua en las instalaciones del CDOM (Centro Deportivo Olímpico Mexicano), la familia Osuna y directivos del Comité Olímpico Mexicano recordaron esta tarde al mejor tenista mexicano de todos los tiempos, Rafael “Pelón” Osuna, en su 50 aniversario luctuoso.

Al homenaje asistieron Elena y Silvia Osuna, hermanas de Rafael, además de Rafael Belmar Osuna y Rafael Belmar Hernández, sobrino y sobrino nieto del destacado deportista. También estuvo Claudia Hernández, representante mexicana en los Juegos de Seúl 1988, abanderada y medallista panamericana y centroamericana. Entre las autoridades presentes se contó con la presencia del licenciado Carlos Padilla Becerra, presidente del Comité Olímpico mexicano y el médico veterinario zootecnista Mario García de la Torre, secretario general del Comité Olímpico Mexicano y el Ing. Armando vega Bloch, presidente de la Asociación de Tenis de la Ciudad de México (ATCDMX).

El Lic. Carlos Padilla fue el primero en hacer uso de la palabra y destacó algunos de los logros más importantes de Rafael “Pelón” Osuna, tales como sus medallas olímpicas y campeonatos de Grand Slam.

OFRENDA Y GUARDIA DE HONOR

Poco después, el director del CDOM, Ricardo del Campo Bravo, colocó una ofrenda floral y se montó una “Guardia de honor” con las autoridades que integraban el presidium, así como un minuto de silencio en honor a esta gloria del tenis mexicano.

A continuación, Rafael Belmar Hernández y Rafael Belmar Osuna, hicieron uso de la palabra para seguir con el gran listado de triunfos de su destacado antecesor, como deportista y como persona.

Destacaron que en 1948, a los 10 años de edad, se convirtió en el campeón nacional más joven de cualquier disciplina en la categoría abierta al ganar el Campeonato Nacional de Tenis de Mesa, en compañía de Alfredo Ramos, su posicionamiento en el ranking mundial del deporte blanco como número uno en 1963, así como sus medallas olímpicas en 1968 y sus triunfos en el US Open 1962 y Wimbledon 1963.

Después de su fallecimiento, varios lugares y eventos tomaron el nombre en su honor. En 1969, el estadio central del CDCH (Centro Deportivo Chapultepec) fue nombrado "Estadio Rafael Osuna". En 1972 se creó la Copa Osuna, la cual se disputa cada año entre los equipos representativos de México y Estados Unidos.

EL MEJOR DE TODOS LOS TIEMPOS

En noviembre del año 2000, Osuna fue reconocido como el deportista del siglo XX en la disciplina de tenis por el entonces presidente Ernesto Zedillo Ponce de León. Rafael es reconocido a nivel nacional como el mejor tenista mexicano de todos los tiempos, pero su legado es reconocido a nivel internacional formando parte de la clase inaugural de Salón de la Fama Intercolegial NCAA en 1983, además de recibir en 2013, un homenaje durante el US Open por el cincuenta aniversario de su triunfo en singles de ese torneo.

Tanto Carlos Becerra como Rafael Belmar Osuna, coinciden en que será difícil igualar los logros obtenidos por el “Pelón” Osuna, sin embargo, confían en el trabajo conjunto de entrenadores, deportistas y directivos para posicionar nuevamente al tenis en lo más alto a nivel internacional.

Al consultar con Rafael Belmar que es lo que hace falta para que exista alguien de la talla de su tío declaro que: "Falta la entrega y la dedicación pero eso va en coordinación con el directivo, el entrenador y el maestro, que lo ayude”.

“Él iba a clases cinco horas al día, tenía dos horas de tutorías, entrenaba otras cinco horas de tenis, una de gimnasio y una más de acondicionamiento físico. Esa dedicación que hizo durante dos años para mejorar, con el maestro adecuado, lo hizo convertirse en campeón de Wimbledon”, concluyó.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni