El tenis internacional regresa a nuestras vidas el próximo 17 de agosto con los Challenger de Praga y de Todi (Italia), mientras que la ATP lo hará pocos días después, el 22 de agosto, con un torneo en Nueva York que servirá de antesala al US Open, sobre el que están puestas todas las miradas.

Todo esto a expensas de lo que ocurra con la pandemia del coronavirus, que está azotando el mundo entero pero cuyo desarrollo en Estados Unidos sigue siendo imparable y está poniendo en jaque esa gira estadounidense que tiene como punto fuerte el Grand Slam neoyorquino.

Muchos tenistas parecen contrarios a jugar allí, mientras otros tantos sí han confirmado su presencia en el torneo estadounidense.

Lo que sí parece que irá adelante es el circuito Challenger, que tendrá en Praga y en Todi sus respectivos puntos de partida la semana del 17 de agosto, por lo que apenas quedan poco más de quince días.

Además, tanto la capital checa como el país transalpino acogerán también otros dos torneos una semana después, con inicio el día 24 de agosto. El de Italia esta vez tendrá lugar en Trieste.

Ostrava y Cordenons serán protagonistas la tercera semana, mientras que las siguientes citas del circuito Challenger llevarán al circuito a ciudades como Estambul, Split, Parma o Ax En Provence, todo citas ya en firme en un calendario cogido con pinzas a la espera de que la pandemia de la covid-19 vaya remitiendo.

Pese a que el tenis internacional regresará el 17 de agosto, lo cierto es que los jugadores no han parado este verano y han ido disputando torneos de exhibición para ir poniéndose a punto de cara al regreso tanto de los Challenger como de los circuitos ATP y WTA.

En España ha tenido una gran acogida las diferentes paradas de la Liga Mapfre, mientras que también ha sido protagonista el famoso Adria Tour, el controvertido evento organizado por Novak Djokovic y que acabó con positivos por coronavirus de varios jugadores.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook