Logo-TennisLife

La pandemia de la Covid-19 podría dejar a esta ciudad sin su habitual Grand Slam de tenis, cuando sus organizadores valoran hoy la posibilidad de celebrarlo en otra sede.

El Abierto de Estados Unidos camina en una cuerda floja y una de las ideas para mantener su edición de 2020 es abandonar los metros cuadrados de Flushing Meadows, en el barrio neoyorquino de Queens.

"Después de aferrarse durante semanas a las esperanzas de celebrar el Abierto en su tradicional sede de Nueva York con aficionados, la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA) ha comenzado a explorar seriamente una serie de planes alternativos para el evento", publicó el diario The New York Times.

De acuerdo con el medio de prensa, entre los escenarios alternativos están la ciudad de Orlando, en el estado de Florida, y Palm Strings, California, donde se encuentra la sede del evento anual de Indian Wells.

Pese a que restan más de 90 días para la jornada inaugural, el torneo, previsto del 24 de agosto al 13 de septiembre, está en peligro por el desarrollo de la pandemia y el riesgo financiero de una disputa sin público.

La celebración del Grand Slam está en entredicho desde que los circuitos de tenis suspendieron sus torneos en marzo por el nuevo coronavirus, aunque se prevé retomar las acciones a mediados de julio.

Los otros Grand Slam restantes del calendario 2020 sufrieron variaciones con la cancelación de Wimbledon, en Londres, Reino Unido, y Roland Garros, en París, Francia, aplazado hasta septiembre.

El estado de Nueva York es el epicentro de la crisis del coronavirus SARS-Cov-2 en Estados Unidos, con más de 345 mil casos confirmados y alrededor de 27 mil personas fallecidas, según los datos de la Universidad John Hopkins.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni