Logo-TennisLife

En una ocasión Nicolas Mahut pasó tres días disputando el duelo de tenis más largo de la historia en una cancha de Wimbledon. Pero el miércoles, un entrenamiento ligero de una hora le resultó más difícil.

Después de todo, iba arrastrando muchas semanas se inactividad ante la pandemia de coronavirus. El confinamiento que inició el 17 de marzo en Francia terminó el lunes, permitiendo que Mahut y otros profesionales regresaran cautelosamente a las canchas.

Mahut intercambió tiros de distinta potencia y precisión con Grégoire Barrère, su compañero de prácticas.

“Se siente bien jugar tenis de nuevo. Todos lo extrañan; los jugadores y entrenadores”, dijo Mahut después de su sesión en un centro de prácticas cerca de la sede del Abierto de Francia en Roland Garros.

“El mayor riesgo es lesionarse”, aseguró. “Jugamos relajados por una hora y ya siento unos pequeños dolores”.

Para Mahut y muchos otros deportistas, esta ha sido una pausa como ninguna otra.

“Lo que es distinto es que no es como una lesión. Todos han tenido lesiones y estado lejos del circuito por cinco o seis meses. Pero esto es un sentimiento distinto”, dijo. “No estábamos de vacaciones —lejos de eso, con toda la gente confinada— y no estábamos lesionados. Enfrentamos realmente una situación compleja”.

Lo que también se sintió extraño fueron las nuevas medidas obligatorias para prevenir la propagación del COVID-19 —como no sentarse en la silla, utilizar pelotas distintas a las del adversario y emplear guantes para limpiar la cuerda de la red con desinfectante tras la sesión.

“Esperemos que pronto podamos tener condiciones normales de entrenamiento”, comentó. “Pero tienes que respetar las reglas. Somos afortunados tan sólo por estar de vuelta jugando”.

El tenista de 38 años ha ganado majors en dobles, pero es quizá más conocido por su agonizante derrota ante John Isner 70-68 en el quinto set de Wimbledon en 2010, el partido más largo de la historia.

Jugaron durante 11 horas y 5 minutos en un duelo en que los distintos tenistas ganaron con su saque en 168 veces consecutivas, y totalizaron 216 aces en forma combinada.

Incluso tener un solo ace ante Barrère fue difícil.

“No pierdes la sensación con la raqueta, o quizá muy poco”, dijo Mahut. “Lo que es realmente difícil es el saque, tus pies se sienten pesados. Tendremos que esperar un poco antes de alcanzar un alto nivel de nuevo”.

Ha surgido una infinidad de opiniones de cuándo podrá reanudarse el tenis, incluso sin aficionados.

“Lo que es seguro es que no podemos empezar a jugar si hay riesgo de contaminación”, dijo Mahut. “¿Jugar sin aficionados es una opción? Realmente no sé. Creo que no es el mejor momento para tener este debate de quién está en lo correcto y quién no”.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni