Logo-TennisLife

El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, que esta noche tuvo que abandonar por lesión en el hombro izquierdo el partido de octavos de final del Abierto de Estados Unidos frente al suizo Stan Wawrinka, dijo que no podría defender el título de campeón, pero "la vida continúa".

Wawrinka, vigésimo tercer cabeza de serie, y campeón de la edición del 2016, cuando también ganó en la final a Djokovic, estaba arriba en el marcador con parcial de 6-4, 7-5 y 2-1.

Las molestias que había arrastrado Djokovic en el hombro izquierdo desde el comienzo del último torneo de Grand Slam, fue lo que al final le costó la retirada.

"El dolor fue constante durante semanas. Algunos días más altos, algunos días con menos intensidad y obviamente tomando diferentes cosas para eliminarlo al instante", declaró Djokovic en la rueda de prensa posterior al partido. "El tratamiento, a veces funciona y otras no. Simplemente el propio cuerpo te dice cuando ya no puedes seguir más".

Djokovic se negó magnificar la naturaleza de su lesión, lo que ya le causó un dolor considerable durante la victoria de segunda ronda ante el argentino Juan Ignacio Londero.

"Me retiré y te dije que era el hombro izquierdo. No tengo nada más de qué hablar", respondió Djokovic a la pregunta de un periodista. "No quiero hablar de mis lesiones. Lo dije en el pasado. Me atendré a ese principio".

Djokovic había afirmado que se sentía "casi sin dolor" luego de haber ganado fácil en tres sets (6-3, 6-4 y 6-2) al estadounidense Denis Kudla, en la tercera ronda.

Pero el problema resurgió contra Wawrinka en el primer encuentro entre ambos desde la final del 2016, en el mismo escenario de la pista central Arthur Ashe Stadium, de Flushing Meadows.

El número uno del mundo recibió tratamiento antes del comienzo del tercer set contra Wawrinka, pero pronto tiró la toalla, la sexta vez que se retiró en un torneo de Grand Slam.

"Es frustrante. Muy frustrante. Obviamente no soy el primero, ni el último jugador que se lesiona y se retira de uno de los eventos más importantes del tenis", comentó Djokovic, de 32 años, que tiene marca de 19-6 en los 25 duelos frente a Wawrinka. "Pero obviamente acabo de salir de la cancha, así que, por supuesto, me duele".

Djokovic reiteró que era consciente de lo que significaba su retirada de un torneo tan importante, pero era la realidad que tenía que afrontar.

"Obviamente estoy en medio de una situación desafortunada, y tengo que, ya sabes, sufrir las consecuencias de eso. Y como dije, no soy el primero ni el último al que le sucede", analizó Djokovic. "Lo más importante es que la vida continúa".

Djokovic señaló que la lucha por darle alcance a los logros del legendario suizo Roger Federer, el exnúmero uno del mundo, quien por la mañana había conseguido por decimotercera vez el pase a los cuartos de final del Abierto, torneo de Grand Slam que ha ganado ya cinco veces y además consecutivas, el único que lo ha logrado en la historia de la era Open, también sigue en pie.

Djokovic, ganador de cuatro de los últimos cinco eventos de Slam y 16 en general, se mostró optimista sobre sus posibilidades de superar a Federer, quien tiene el récord masculino de 20 títulos de Grand Slam.

"No es ningún secreto que, por supuesto, deseo y tengo el objetivo de ganar el máximo de torneo de Grand Slams y alcanzar la marca e Roger", admitió Djokovic. "Pero al mismo tiempo, es un largo camino por delante, espero poder jugar por muchos años más. Estoy planeando hacerlo. No veo un final a la vuelta de la esquina, en absoluto".

Djokovic explicó que a partir de ahora se trataba de mantener su cuerpo y mente en forma y buscar la manera de alcanzar el máximo en los torneos de Grand Slam que son los más importante de la temporada en el circuito de la ATP.

Fue la segunda vez en la última década que Djokovic se retiró de un partido de Grand Slam, habiéndose hecho por última vez durante los cuartos de final de Wimbledon 2017 contra el checo Tomas Berdych con una lesión en el codo.

Ese revés lo llevó a dejar de competir el resto de la temporada y generó preguntas sobre su futuro. Su espectacular regreso en plena forma 12 meses después silenció esas preocupaciones, y en esta ocasión tiene también la esperanza de una pronta recuperación.

"Esta temporada aún no ha terminado", comentó Djokovic, al analizar lo que ha sido hasta ahora su trabajo con otros dos títulos de Grand Slam en su haber, el Abierto de Australia y Wimbledon.

"Obviamente la temporada de Grand Slam ha terminado para mí. Quiero decir, gané dos Slams de cuatro y jugué semifinales en Francia. Tuve una muy buena temporada de Grand Slam. No me puedo quejar, en absoluto", señaló Djokovic. "Hay muchos torneos grandes por delante. En cuanto a las clasificaciones, muchos puntos para defender y tratar de retener esa clasificación del número uno".

Djokovic concluyó la rueda de prensa con el análisis de que espera tener la oportunidad de competir en Asia si ya está recuperado de la lesión.

"También esperó competir en la mitad de la temporada e históricamente siempre juego bastante bien en los dos últimos meses del año", agregó.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni