Logo-TennisLife

No hay duda de que la italiana Camila Giorgi, de ascendencia argentina, tiene talento. Dicho talento la ha valido dos títulos WTA, Linz en 2018 y s'Hertogenbosch en 2015. Pero así como es reconocida en la victoria, la nacida en Macerata ha sido catalogada como una mala perdedora.

Durante la primera ronda del US Open que se disputa actualmente en Nueva York, Giorgi enfrentó a la griega Maria Sakkari, y aunque en el papel su rival era marcada como favorita debido a la posición de ambas en el ranking, se esperaba algo más por parte de la italiana, no así la humillante derrota de 1-6 y 0-6 que la No. 30 le propinó a la No. 48.

Limitada a exactos 57 minutos, la actuación de Giorgi en Flushing Meadows fue volátil, desinteresada y, honestamente, vergonzosa. Logró apenas seis ganadores y ganó menos de un tercio de los puntos jugados en el partido.

Sin embargo, lo peor no fue su desempeño, sino su salida de la cancha. Al igual que en otras derrotas que ha sufrido, Giorgi se ganó las críticas por darle un apretón de manos brusco y fugaz a Sakkari antes de casi empujarla y quitarla de su camino para darle también un forzado apretón al juez.

El incidente no pasó desapercibido y en redes sociales el desafortunado momento fue criticado por la comunidad.

No es la primera vez que Giorgi entrega un apretón de mala gana. En 2014, la italiana le dio el mismo trato a la danesa Caroline Wozniacki y también dio mucho de qué hablar.

Mientras los reflectores del tenis en general están enfocados en el australiano Nick Kyrgios y sus polémicas acciones, al menos se puede decir que el campeón de Acapulco y Washington tiene la decencia de seguir el protocolo y darle la mano a sus rivales.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni