Logo-TennisLife

El polémico tenista australiano Nick Kyrgios se retractó este miércoles de sus declaraciones del martes tras su estreno en el Abierto de EE.UU. en las que calificó a la ATP de "bastante corrupta", y dijo no haber "elegido las palabras correctas".

"No fue la elección correcta de palabras y mi objetivo e intención era hablar sobre lo que creo son dobles estándares en lugar de corrupción", aseguró Kyrgios en un mensaje publicado en Twitter.

El australiano reconoció que su comportamiento en el pasado ha sido "controvertido" y que le ha "metido en problemas", a la vez que apuntó que en realidad quería en sus declaraciones del martes abordar el hecho de que otras personas con conductas similares "no están siendo sancionados".

Las declaraciones de Kyrgios se producen después de que este mismo mes fuera sancionado con una multa de 113,000 dólares por la ATP por su comportamiento en la cuarta jornada del Masters 1.000 de Cincinnati, en la que su mal genio le llevó a romper raquetas, interactuar de forma inadecuada con los aficionados, y simular escupir al juez de silla del partido.

"Admito que en ciertos momentos he merecido multas y sanciones, pero espero que esto sea algo consistente y justo", agregó en su publicación.

Kyrgios dijo además haber recibido "un enorme apoyo" por parte del presidente de la ATP, Chris Kermode, y aseguró haber hecho lo mismo por él.

Este martes, en su partido de primera ronda del Abierto de EE.UU., el australiano exigió con tono agresivo al juez de silla que pidiera a los aficionados que tomaran asiento, algo por lo que también recibió advertencias por parte del árbitro.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni