Toni Nadal, tío y entrenador del nueve veces ganador de Roland Garros, confesó a la agencia española de noticias EFE que en esta edición, él y su sobrino llegan al Grand Slam de París con "menos confianza" que en años anteriores pero se mostró seguro de que Rafa "estará preparado para ser un aspirante al título".

"Llegamos con menos confianza porque no hemos tenido las victorias necesarias para tenerla. Pero llegamos con un buen juego. El torneo son dos semanas, si logramos pasar la primera semana, espero que todo cambie", aseguró el entrenador luego de que su pupilo recibiera la distinción "Grand Vermeil", máxima condecoración que entrega la capital francesa.

Toni reconoció que en el asalto a la décima Copa de los Mosqueteros tendrán que vivir "una inquietud diferente" a la de otros años, cuando los resultados previos les situaban como los principales favoritos.

"Cada año que hemos venido (a Roland Garros) llegamos con una cierta inquietud. Cuando llegábamos con muchas victorias sabíamos que era el lugar para confirmar nuestro buen juego. Ahora tenemos una inquietud diferente", aseguró.

No obstante, el acompañante del tenista no descartó a su sobrino para la victoria final. "El juego de Rafael en las últimas semanas ha sido bueno, con excepción de la final de Madrid contra Murray".

Basado en esa constatación, Toni Nadal señaló que Rafael "será un aspirante al título", aunque no dudó en otorgar el papel de principal favorito al serbio Novak Djokovic.

"Evidentemente el máximo aspirante a día de hoy es Novak Djokovic, pero creo que Rafael tendrá sus opciones", comentó.

El entrenador confesó que su pupilo no contará con el factor de intimidación de las ediciones anteriores, aunque lo minimizó.

"La gente no tiene miedo al jugador, al nombre, tiene miedo al juego (...) Es cierto que cuando uno viene con muchas victorias, de inicio la gente tiene mayor respeto y más dudas, pero lo tienes que confirmar siempre con el juego", señaló.

En cualquier caso, Toni Nadal indicó que, con o sin el décimo Roland Garros, lo hecho por su sobrino en la tierra batida de París "es ya algo increíble".

"Cuando ganamos el primero ya lo considerábamos increíble. Si ganamos el décimo será un paso más, pero nosotros ya estamos sorprendidos de lo que hemos logrado", indicó.

Toni se mostró agradecido de que la ciudad de París haya querido entregar a su sobrino la mayor distinción de la ciudad y lo relacionó con la supuesta manía que en Francia sienten por los españoles.

"Siempre hablamos en España de la tirria que nos tienen los franceses. En el caso de Rafa la ha habido en algunos partidos en la central. Pero siempre he pensado que Rafael es una persona muy admirada en Francia", aseguró.

"Lo notas en la calle, cuando lees 'L'Équipe, su principal diario deportivo. La alcaldesa es española y el primer ministro es catalán. No deben tener esta tirria. Nosotros estamos muy contentos de que la ciudad de París haya tenido este detalle con Rafael", concluyó.

Rafael Nadal, por su parte, se refirió brevemente a su participación en Roland Garros.

"Lo afronto con la máxima ilusión, como todos los años, para estar preparado, y con el mismo ánimo que cada año, para disfrutar de la ciudad, una de las más bonitas del mundo", dijo.

"Vamos a intentar hacer lo posible para estar competitivos, para darme oportunidades de competir, tanto en este año como en los siguientes. Vamos a ver que pasa de aquí al futuro. Me siento contento de estar aquí y espero estar preparado", señaló.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook