La relegación de Rafael Nadal al puesto 7 de la clasificación mundial significó su salida del top 5 por primera vez desde el 2 de mayo de 2005. El ex número uno alcanzó la final del Masters 1000 de Madrid esta semana, pero terminó perdiendo la defensa del título ante Andy Murray.

Cerrado el capítulo de Madrid, Nadal se encuentra ahora en Roma, último torneo previo a Roland Garros y donde el año pasado perdió la final ante el serbio Novak Djokovic. No obstante, más allá de la disputa de un nuevo torneo, el español tiene otra prioridad: entrar entre los primeros ocho sembrados al segundo Grand Slam de la temporada.

“Defiendo 600 puntos en Roma”, dijo Nadal. “Si no logro ganar puntos, no sé hasta dónde pueda caer en la clasificación. Mi objetivo es no salir del top 8. No sé cuál es el resultado que necesito para mantenerme ahí ya que podría afectar mi posición en Roland Garros”.

El nueve veces campeón del Grand Slam parisino declaró que su caída no se debe a una baja de juego, sino a que por culpa de una lesión se perdió la mitad de la temporada 2014. En caso de caer derrotado en primera ronda de Roland Garros, el balear podría incluso salir del top 10.

“Lo que ha ocurrido en los últimos años es algo que todos debemos aceptar. Es muy complicado mantenerse más de 10 años dentro del top 4”, explicó Nadal. “Es algo muy, muy complicado, especialmente con un ránking que dura sólo un año y sobre todo habiendo estado lesionado”.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook