Logo-TennisLife

Después de mucho tiempo de ver siempre a alguno de los dos grandes en las finales de los Grand Slam, el estigma se rompió en Melbourne.

Además de los finalistas, quienes son vestidos por los asiáticos de Uniqlo y los americanos de Under Armour, Wawrinka con Yonex, y Tomas Berdych, quien viste las prendas de los suecos de HM, completaron las semifinales, dejando a los gigantes de Nike y Adidas, mirando por TV y preguntándose ¿qué hicieron mal?.

En el mundo de tenis, en el siglo pasado, había dos multinacionales que representaban a todos los grandes jugadores: IMG y Octagon. Con el paso del tiempo la representación de los Top10 se ha diversificado y casi cada uno cuenta con su propio agente.

Lo mismo está pasando con las marcas de ropa deportiva. El tradicional dominio de Nike y Adidas, en especial el de la marca del bastón porque ha tenido y tiene en nómina a Rafael Nadal y Roger Federer, ha dado paso a un mercado libre donde muchas compañías tienen cabida.

El mejor ejemplo han sido las semifinales masculinas del Abierto de Australia, en las que, ninguno de los cuatro protagonistas lucía la misma marca y ninguno de esos cuatro tenistas está fichado por Nike o Adidas, los dos multinacionales que dominan desde hace años el mundo del deporte.

Djokovic, que viste Uniqlo, Wawrinka, que está con Yonex, tradicional empresa de raquetas, Murray, imagen de Under Armour, y Berdych, quien es la cara visible de HM, han copado la penúltima ronda del primer "Major" de la temporada.

Es la primera vez, desde las semifinales de Roland Garros en 2004, que ninguno de los cuatro mejores tenistas de un Grand Slam, no están con Nike.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni