HomeDrop ShotsEl Australian Open confirmaría en los próximos días su cambio de fecha para febrero

El Australian Open confirmaría en los próximos días su cambio de fecha para febrero

El Australian Open confirmaría en los próximos días su cambio de fecha para febrero

Funcionarios locales esperan que sea sólo cuestión de días antes de que puedan confirmar el cambio de fecha del Australian Open para febrero del próximo año.

El ministro de Deportes y Turismo de Victoria, Martin Pakula, dijo el miércoles que seguía «muy confiado» en que el Grand Slam de Melbourne continuaría, pero que hay pocas posibilidades de que comience como estaba programado el 18 de enero.

Lo más probable es que el torneo comience en febrero, con una semana de eventos previos que se llevarán a cabo en Melbourne Park después de que los jugadores hayan completado dos semanas de cuarentena.

Se espera que los jugadores lleguen a Australia a partir del 15 de enero y se les permitirá practicar hasta cinco horas al día mientras estén en cuarentena.

«Nos estamos acercando cada día», dijo Pakula sobre un anuncio inminente. «Seguimos hablando con Tennis Australia y el director de salud y de hecho con la Commonwealth. Estoy muy seguro de que el Australian Open seguirá adelante”.

«Estoy muy seguro de que seguirá adelante en la primera parte del año, sólo tenemos algunos detalles por afinar, así que espero que eso suceda en los próximos días».

Pakula es consciente de que todos los involucrados en el torneo necesitan certeza.

«Pero no podemos apresurar este proceso. Es extremadamente complicado», dijo. «No se trata solo de fechas, no se trata solo de los deseos de los jugadores. Se trata de asegurarnos de que los planes para el Australian Open se ajusten a los requisitos del equipo de salud pública, y estamos haciendo ese trabajo”.

«Creo que todo el mundo preferiría que hagamos ese trabajo a fondo y que tengamos un Australian Open que sea agradable para los aficionados, pero seguro para la comunidad».

El director del torneo, Craig Tiley, ha esperado que las multitudes de Melbourne Park estén entre un 25 y un 50 por ciento de la capacidad normal.

Pero con Pakula admitiendo que la Prueba del Boxing Day podría potencialmente ser más que eso, aumentan las esperanzas de que el primer Grand Slam del año tendrá aún más espectadores si no hay más transmisiones comunitarias de COVID-19.

Compartir con: