HomeDrop ShotsIndian Wells podría anunciar su cancelación por segundo año consecutivo

Indian Wells podría anunciar su cancelación por segundo año consecutivo

Indian Wells podría anunciar su cancelación por segundo año consecutivo

La temporada 2021 podría recibir un golpe muy duro durante los primeros meses, y es que en las últimas horas se ha revelado que el BNP Paribas Open en Indian Wells podría ser cancelado por segundo año consecutivo.

Indian Wells fue el lugar donde la crisis del coronavirus se volvió real para el tenis, y el torneo de este año fue el primero en cancelarse luego de que se presentara un un resultado positivo en el desierto de California.

Con la llegada de la vacuna a nivel mundial, se tenía la esperanza de volver a la normalidad del calendario tenístico el próximo año, sin embargo, los últimos casos de rebrote en el estado, así como los anuncios sobre los posibles cambios de fecha del Australian Open, perjudicarían directamente al primer torneo ATP Masters 1000 de la temporada.

“En 2020 [Indian Wells] canceló (sabia y valientemente) en la víspera del evento”, reveló el respetado periodista Jon Wertheim en Twitter. “Escuché que el anuncio de la cancelación de 2021 llegará de manera inminente, con tres meses de anticipación».

«Ambos tours [ATP y WTA] están trabajando para ajustar el horario y minimizar el impacto».

Wertheim admitió más tarde que si la vacuna Covid tuviera éxito, Indian Wells podría optar por un aplazamiento.

“Quizás haya una propuesta de aplazamiento y el torneo podría llevarse a cabo en algunas fechas más adelante en el año», señaló el colaborador de Sports Illustrated. «[Será] interesante ver si el Miami Open (en el mismo estado que probablemente albergará el Super Bowl semanas antes) sigue su ejemplo, o rompe el servicio, por así decirlo».

Rebrote y aislamiento en California

Más de 30 millones de habitantes del sur del estado de California(ocho de cada diez residentes del estado), incluido el condado de Los Ángeles, entrarán en cuarentena parcial a partir de hoy tras el repunte de casos de los últimos días, que han llevado a los hospitales al borde del colapso.

Bares, bodegas y servicios de cuidado personal cerrarán sus puertas; los restaurantes tampoco acogerán cenas y las reuniones de personas de diferentes hogares quedarán suspendidas inmediatamente durante las próximas tres semanas.

La orden se ha activado de manera casi automática después de que la ocupación de las camas de cuidados intensivos se disparara por encima del 85 por ciento. En el sur de California solo quedan un 12,5 por ciento de camas. En el valle de San Joaquín, también afectado por la restricción, el porcentaje de camas libres es solo del 8,5 por ciento.

Esta orden afectará a 33 millones de habitantes, el 84 por ciento de la población total del estado, y alcanza a condados tan prominentes como San Diego, Santa Bárbara, San Bernardino, Orange, Ventura y Riverside, que hasta ahora disfrutaban de medidas más relajadas que el condado de Los Ángeles.

Compartir con: