HomeDrop ShotsEl Australian Open podría comenzar el 8 de febrero

El Australian Open podría comenzar el 8 de febrero

El Australian Open podría comenzar el 8 de febrero

El Australian Open podría retrasarse del 8 al 21 de febrero, con los jugadores y su personal de apoyo sometidos a cinco pruebas de COVID-19 y se les permitirá salir de la cuarentena para entrenar hasta cinco horas al día en una burbuja biosegura de Melbourne Park, según un informe por el periódico francés L’Equipe.

De acuerdo al reporte, las negociaciones entre Tennis Australia, el gobierno de Victoria, así como ATP y la WTA continúan llevándose a cabo en búsqueda de la mejor solución conjunta. Victoria registró su día 33 sin un caso de COVID-19, y el gobierno aceptará a los viajeros regresados ​en cuarentena de hotel a partir de la próxima semana.

L’Equipe informó que la propuesta del gobierno para gestionar la cuarentena del primer Grand Slam de la temporada incluye:

El Abierto de Australia estaba originalmente programado para comenzar el 18 de enero, pero parece casi seguro que se retrasará.

  • Llegada a Australia entre el 15 y el 17 de enero.
  • Estar sujeto a cuarentena «burbuja», que durará hasta el 31 de enero para todos, independientemente de la fecha de llegada.
  • Nadie puede pasar más de cinco horas fuera de su habitación de hotel y este tiempo estaría restringido a entrenar en la cancha, trabajar en el gimnasio o recibir tratamiento.
  • En Melbourne Park, un jugador solo puede ser escoltado por una persona (pero no necesariamente por la misma persona todos los días).
  • Se formarán parejas de entrenamiento, con dos jugadores (y sus dos acompañantes) para entrenar solamente entre sí durante las dos semanas de cuarentena. Si alguno de esos cuatro da positivo por COVID-19, será puesto en cuarentena en sus habitaciones durante 14 días después de la prueba positiva.
  • La prueba de coronavirus estaría programada para el primer, tercer, séptimo, décimo y decimocuarto día de sus respectivas estancias.

Cuando termine la cuarentena, informa L’Equipe, los jugadores podrán moverse libremente en Melbourne, pero señala también que las negociaciones se encuentran aún en curso entre el gobierno y los organizadores.

El primer ministro de Victoria, Daniel Andrews, se esforzó al describir los riesgos de que los jugadores internacionales pudieran volver a introducir COVID-19 en la comunidad victoriana al hablar con los periodistas la mañana del miércoles 2 de diciembre.

«A diferencia de cualquier otro torneo de tenis que se jugará este año en los circuitos masculino y femenino, sólo el Australian Open es un torneo de tenis en una ciudad donde probablemente se puede suponer que esos jugadores traerán el virus aquí», dijo.

«Solo piensen en eso por un momento: todos los demás Grand Slam [están sucediendo donde] los casos se están volviendo locos. En todos los demás torneos, ciertamente en los Estados Unidos, que creo que es la mayor parte de los torneos, los casos se están saliendo de control.

«Así que somos únicos en el sentido de que hemos construido algo que nadie más ha hecho en todo el país … y sobre esa base, tenemos que salvaguardar eso, [y] creo que podemos».

Andrews dijo que los detalles de los arreglos de cuarentena para los jugadores aún se estaban ultimando.

«La idea de mantener su condición física y entrenamiento y todas esas cosas en el período previo al torneo no es algo simple», dijo a los periodistas.

Negó la sugerencia de que puede no haber suficiente espacio de hotel disponible para levantar una burbuja de cuarentena para los jugadores de tenis debido a que los hoteles ya han reservado habitaciones para el público.

«No, estamos muy seguros de que tenemos suficiente espacio», dijo.

«Ese no es el problema que nos está reteniendo. Es solamente la finalización de los arreglos detallados en torno a la cuarentena. Hay muchas, muchas horas de reuniones que han sucedido y seguirán sucediendo y cuando podamos informarles, lo haremos».

El martes, el jefe del torneo, Craig Tiley, hizo comentarios en una función empresarial privada en Melbourne, donde, según los informes, dijo que existía la posibilidad de que el torneo aún pudiera cancelarse.

Como informaron medios locales la semana pasada, ATP les dijo a los jugadores que podrían practicar durante un período de cuarentena de dos semanas.

Tennis Australia dijo el martes en un comunicado que la seguridad de la comunidad victoriana era una preocupación primordial en las discusiones confidenciales con el gobierno.

Compartir con: