Logo-TennisLife

Busca tu mejor estilo de juego

En el tenis, como en otros deportes, el estilo de juego es un aspecto que define la personalidad del deportista. La manera de jugar de cada tenista es el resultado de diversas causas. La naturaleza innata se considera como la primera fuente de lo que será el estilo del jugador; de acuerdo a esta podemos ver como un niño, o un adulto, aunque no sepa jugar al tenis, ya posee rasgos de un juego agresivo, por citar solo un ejemplo. Otro aspecto relacionado con factores hereditarios es lo concerniente a la estatura. Para que un tenista en la búsqueda de un estilo tenístico conscientemente planeado, aproveche al máximo todas sus ventajas físicas, debe tomar en cuenta también sus limitaciones. Esto lo podemos entender mejor poniendo como ejemplo a un jugador de baja estatura que se empeñe en jugar saque y red, evidentemente su altura será un obstáculo para desarrollar exitosamente semejante jugada.

alt

En las primeras etapas de desarrollo del tenista lo que más influye en él es la forma de jugar de sus profesores, el alumno principiante, cualquiera que sea su edad, busca imitar los movimientos expertos de su maestro, y no es hasta que consigue cierto dominio técnico que desarrolla su propio estilo.

Las facilidades físicas para la ejecución de una u otra técnica de golpeo definirá también la forma de jugar; esto se puede apreciar claramente con tenistas que pegan de revés a una o a dos manos, las particularidades anatómicas del tenista dictarán cual técnica es la más adecuada para unos o para otros.

Las tendencias técnicas contemporáneas también influyen en la forma de jugar. Los ídolos del momento son influencias importantes que definen el como se debe jugar, lamentablemente existen estilos de juego de tenistas famosos que nunca van a ajustarse a nuestra persona.

En ocasiones se escucha decir al tenista inexperto: “Ese golpe de derecha ya no se usa, ahora se debe pegar como lo hace Djokovic”.

A pesar de la evidente evolución del tenis, hay estilos que no van con nosotros, ya que dichos estilos están basados no solo en la personalidad, sino también en las cualidades físicas del tenista. Querer golpear como Nadal es irrisorio si no se cuenta con un fortalecimiento físico adecuado; es posible hacerlo, pero a costa de lesionarse a corto plazo. Para adoptar un estilo de juego se debe considerar la personalidad del tenista, saber si su naturaleza es agresiva, o pasiva, entre otras cosas.

Sin embargo, un elemento primordial es lo relativo a las cualidades físicas, omitir su consideración garantizará el fracaso.

Estar conscientes, tener conocimiento y analizar con detenimiento las armas con las que contamos, ya sean capacidades físicas, técnicas, psicológicas o tácticas, es la obligación de un buen tenista. Escoger mal la estrategia y la táctica a seguir puede ser costoso, principalmente cuando no se valora adecuadamente al rival.

Es una prioridad crear un estilo de juego fincado sobre cualidades propias que nos den ventajas contra nuestros adversarios. Los modelos tenístico ajenos e inútiles con “jugadas o golpes de moda” que desperdicien nuestros verdaderos dotes físicos, técnicos o psicológicos, deben ser desechados. Será de importancia superlativa trabajar de acuerdo a nuestras verdaderas aptitudes, solo así conseguiremos subir un peldaño más en el fascinante mundo del tenis.

Marco Ortiz tiene estudios de preparación física, masaje deportivo y planificación del entrenamiento deportivo en el reconocido Instituto Superior de Cultura Física “Manuel Fajardo”, de la Habana, Cuba. Ha realizado diversos cursos de tenis, entre los que destacan: Sistema analítico funcional (sistema argentino de tenis) y el PTR.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni