Logo-TennisLife

El suizo Roger Federer afronta la última cita del torneo de Wimbledon por undécima vez con la opción de ampliar la brecha que le distingue como el mejor de la historia, en una final este domingo ante el croata Marin Cilic donde aspira a su Grand Slam 19 e imponer finalmente el récord de ocho títulos en la hierba inglesa.

El de Basilea no tiene fin. La edad, las lesiones, la sequía de títulos han tratado de poner punto y final a su carrera en los últimos años, pero después de su mayor ausencia en el circuito -seis meses en 2016-, Federer es un campeón insaciable. Con 35 años, el suizo volvió en 2017 para ganar el Australian Open, Indian Wells y Miami.

Tras administrar una vez más su calendario y decir no a la gira sobre tierra, Federer retomó la raqueta en Stuttgart para caer en segunda ronda ante su amigo Tommy Haas. Días después, afinó la maquinaria, ganó en Halle por novena vez y se convirtió en el principal favorito para el tercer Grand Slam de la temporada. Ahora, el suizo tiene ante sí el desafío de ampliar el mejor palmarés de la historia a 19 'majors', alejarse de los 15 de Rafael Nadal y romper el empate de siete títulos en Londres con Pete Sampras y William Renshaw.

Volando sobre la Cancha Central y sin ceder un solo set, los expertos hicieron más favorito a Federer cuando Nadal cayó en octavos y Andy Murray y Novak Djokovic lo hicieron en cuartos de final. Cercano a los 36 años (8 de agosto), el suizo vive un momento de forma único y está más cerca de reconquistar Wimbledon cinco años después.

El último test para el favorito en el All England Club es un Cilic que disfruta de su segunda final de un Grand Slam, la primera fue el US Open que ganó en 2014. De siete duelos directos entre ambos, Federer sólo cedió en semifinales de esa edición del torneo de Nueva York.

El último precedente fue en la hierba inglesa el año pasado, cuando el suizo remontó dos sets y salvó tres bolas de partido. Un partido que el croata tratará de olvidar para hacer historia por su cuenta y acompañar a su compatriota Goran Ivanisevic como únicos croatas en levantar el trofeo más desesado del tenis.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni