Logo-TennisLife

Roland Garros 2012

No se ve quién pueda detener al toro español en su búsqueda de ser el máximo ganador de títulos en Roland Garros y dejar atrás a Borg. En damas, no hay candidata segura para llevarse la tierra parisina.

Entre mediados de abril y principios de junio, llega la época del año en el tenis solo se habla de arcilla. A pesar de la gira latinoamericana después del Abierto de Australia y de la gira europea antes del US Open en canchas de arcilla, la gira que se juega antes de Roland Garros es la más importante, ya que solo se juega en tierra batida y los jugadores solo están enfocados en ello.

alt

Jugar en arcilla demanda una excelente preparación física y una gran fortaleza mental para poder soportar puntos eternos, tiros angulados y cambios de ritmo. En el polvo de ladrillo no basta tener un saque exorbitante o una tremenda derecha.

También hay que saber patinar en el polvo de ladrillo, ya que de lo contrario, será un calvario jugar en esta superficie.

NADAL VA POR SU TÍTULO NÚMERO SIETE

Desde 2005 Rafa Nadal ha sido el que mejor se ha acoplado a la tierra parisina, ya que cuenta todos los elementos para poder salir airoso. Y es que sus números son impresionantes, ya que se ha impuesto en seis ocasiones en los últimos siete años, siendo el año 2009 donde se le negó el título gracias a un gran partido del sueco Soderling y de sus lesionadas rodillas. Este año todo indica que nadie evitará que el Rafa gane su séptimo título, como ya lo demostró al ganar su octavo título en Montecarlo (venciendo a Djokovic fácilmente) y en el séptimo en Barcelona (venciendo a Ferrer por cuarta ocasión en finales en tierras barcelonesas).

alt

Para el número uno del mundo, Novak Djokovic, el Abierto de Francia es el único Grand Slam que le ha sido esquivo. El año pasado, en la semifinal, Roger Federer cortó su racha invicta del año y lo apartó de la final en uno de los mejores partidos de la temporada. Este año se ha impuesto en Australia y en Miami, pero en la primera prueba en polvo de ladrillo en Montecarlo, fue barrido por Nadal, quién consiguió vencerlo por primera vez después de 6 derrotas consecutivas. Djokovic estaba afligido y con la mente dispersa por la muerte de su abuelo, así que se esperan batallas más parejas en otras finales de torneos, y por qué no, en la final de Roland Garros.

alt

Roger Federer no llega con etiqueta de favorito este año al torneo más importante en canchas de arcilla. Tal vez le quede un Grand Slam en su carrera al maestro suizo, pero no Roland Garros. A pesar de ser finalista en la pasada edición, el tiempo y la resistencia ya le empiezan a cobrar factura a Federer, y en arcilla donde hay que trabajar más los puntos, se ve complicado que pueda mantener el ritmo con rivales más fuertes físicamente.

alt

El británico Andy Murray tuvo buenos momentos el año pasado en tierra, ya que llegó a semis en Montecarlo y Roma, perdiendo con Nadal y Djokovic en tres sets, respectivamente. En Francia también accedió a semis y a pesar de caer en tres sets seguidos ante el toro español, Andy mostró consistencia y temple. Ahora este año llega con Ivan Lendl de coach, y quien más que el tres veces ganador en Francia para enseñarle lo que se necesita para levantar la Copa de los Mosqueteros. Otro dato importante, el primer título de Lendl fue Roland Garros, y como Murray, llevaba varias finales de Majors en su haber.

Hay varios jugadores que y en una de esas, lograr dar la sorpresa ente los cuatro fantásticos: el español David Ferrer, ha ganado este año en Buenos Aires y Acapulco y alcanzó la final de Barcelona en tierra, lo que lo hace un potencial semifinalista, ya que después de Nadal, es el jugador con mayor consistencia y garra del tour; el francés Jo-Wilfred Tsonga, quién a pesar de que la arcilla no es su mejor superficie, tendrá al público de su aliado y esa es una motivación muy importante; a pesar de que se desenvuelve mejor en pistas rápidas por su potente saque, el norteamericano John Isner llevó el año pasado al límite de los cinco sets por primera vez a Nadal, y este año ha vencido en Copa Davis a Tsonga y a Federer en tierra y en calidad de visitante; los argentinos Juan Martín Del Potro, quién ha recuperado su status de top 10 y fue semifinalista en 2009, y Juan Mónaco, quien a pesar de sufrir un esguince en Montecarlo, llega con la confianza de dos títulos en arcilla (Viña del Mar y Houston).

VARIAS OPCIONES EN DAMAS

Difícilmente veremos en finales de nuevo a la campeona defensora Na Li, así como a la finalista y campeona del 2010, Francesca Schiavone, ya que la china no ha tenido una buena temporada y a la italiana le van a pesar sus casi 32 años.

La número uno del mundo, Victoria Azarenka, llega enrachada en la búsqueda de su segundo ‘grande’. Solo ha perdido dos veces esta temporada, y una de esas derrotas fue en la final de Stuttgart en arcilla ante María Sharapova. Su juego consistente y profundo, así como su gran momento, serán armas a su favor en la arcilla francesa. Victoria (cuartofinalista el año pasado), quiere ser la primera jugadora desde Jennifer Capriati en 2001 en ganar Australia y Francia.

María Sharapova viene de derrotar en Stuttgart a Azarenka, tras haber perdido en la definición tanto en Australia como en Indian Wells ante la bielorrusa. Este año puede ser el bueno en que María gane el Slam que le hace falta. El año pasado ganó en Roma y fue semifinalista en Roland Garros.

Otras opciones para llevarse el título son: La polaca Agnieszka Radwanska, ganadora este año en Miami; la checa Petra Kvitova, ganadora en Madrid en 2011; la australiana Samantha Stosur, finalista en Francia en 2010; la serbia Ana Ivanovic, campeona en 2008, y Serena Williams, campeona francesa en 2002 y ganadora este año en Charleston.

Durante dos semanas (27 de mayo al 10 de junio) habrá épicas y largas batallas en la tierra batida de París, donde muy probablemente Nadal levante su séptima corona y en damas, no hay clara favorita.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni