Logo-TennisLife

Amando los dobles mixtos

Mientras crecía en mi natal Holanda, jugar dobles mixtos era, y todavía lo es, una parte importante de competencias por equipos. La Real Asociación Holandesa de Tenis (KNLTB) ha estructurado un formato de partidos de tal manera que los dos partidos decisivos, que pueden determinar el resultado del día, hasta en las competencias de más alto nivel. Son cuatro singles, un dobles caballeros, un dobles damas, y dos partidos de mixtos para tener un total de ocho jugadores (cuatro por equipo) entretenidos todo el domingo en el verano.

Cada partido vale un punto, y desde que los mixtos son programados hasta el final, ya te puedes imaginar la presión en estos dos partidos. Sin embargo, no importa que tan feroz fuera la competencia, disfrutamos después de unas “bitter-balls” (un típico refrigerio holandés y una cerveza bien fría con nuestros rivales.

alt

Mientras competía los fines de semana, disfrutaba de mis primeros años como profesor de tenis en un club de tamaño mediano a las afueras de Ámsterdam. Enseñar tenis, o enseñar cualquier cosa, es una carrera muy reconfortante. Viendo a los alumnos, jóvenes o adultos, desarrollar sus capacidades atléticas y pasando un buen rato haciéndolo es la meta por la cual muchos profesionales de la enseñanza sienten orgullo.

Aceptémoslo, el tenis es el vehículo perfecto, -especialmente para los juniors- para convivir con otras personas. Pegando pelotas, corriendo por la cancha, estar con amigos, participar en una competencia sana en un ambiente seguro, no son elementos que te puedan ofrecer cualquier actividad después de salir del colegio. A pesar de que solo rondaba por los 25 años, reconocía la importancia de darle a la gente algo más que tenis. Buenas actitudes, cortesía, juego limpio, educación y respeto son algunos ingredientes que he implementado en mis clases y clínicas, sin necesariamente hacer énfasis en ellos. Respecto con el juego, pienso que enseñar a los juniors la historia, reglas y la etiqueta del tenis es una responsabilidad mía como coach.

En una hermosa y soleada tarde de miércoles, durante una clínica de niños, les pregunte si sabían todos los formatos para jugar. “¿Cuando dos niños juegan como se llama?”, les pregunte. Al principio no tenían idea alguna hacia donde iba con esta pregunta, así que conteste por ellos, “singles de niños”. ¿Cómo se dice cuando juegan dos niñas? Daphne, una chiquilla lista, contestó, “¡singles de niñas!”.

Todos los niños reconocieron la lógica, pero se quedaron sin habla cuando les hice la siguiente pregunta, “¿cómo se llama cuando juegan dos niños contra dos niños?”. Por un momento los volví a perder y les expliqué que se llamaba dobles de niños. Daphne tomo el mando de nuevo, y sin que yo hiciera la pregunta, ella dijo, “¡cuando dos niñas juegan contra dos niñas, se llama dobles de niñas!”. ¡Eso es correcto, buen trabajo Daphne!

Mi última y obvia pregunta fue, “y cuando juegan un niño y una niña juntos”. La pequeña Anna, quien había estado tranquila y poniendo atención, me dio la más hermosa respuesta de toda mi carrera de enseñanza. Sin duda alguna, ella dijo, “¡Hacer el amor!”

Hans Röemer es profesor de tenis avalado por la USPTA y se graduó en su natal Holanda en la prestigiosa Universidad CIOS.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni