Logo-TennisLife

¡Ubicación, Ubicación, Ubicación!

Los profesionales que ves en la televisión y lo que lees acerca del mantra “ubicación, ubicación, ubicación”, es tan importante en el tenis como en los bienes raíces. Para ejecutar un tiro ganador, tienes que poner la pelota en una ubicación en la que tu oponente no la pueda devolver; mejor aún, una ubicación en la que tu oponente ni toque la pelota, un tiro ganador limpio, el cuál mande el mensaje de que tu eres dueño de la propiedad. “¡Bienvenido a mi cancha de tenis!”.

Poner la pelota donde quieras, en la ubicación correcta, es tu objetivo. Es lo que cierra la venta. Para lograr esto, dos prerrequisitos de ubicación son requeridos. Primero, debes llegar al tiro de tu oponente, “ubicarte” en tu lado de la cancha, y luego posicionarte para el máximo poder y precisión en tu golpe. Luego debes de “ubicar” la pelota en el lugar adecuado de tu raqueta, el punto de contacto.

alt

Entendiendo estas tres ubicaciones, tu estas en el camino correcto para pensar como los profesionales, colocarte en la dirección adecuada ¡para ejecutar más tiros ganadores y ganar más partidos! Ahora, vamos a ver de qué tratan:

Ubicación de tu cuerpo cuando golpeas la pelota

Obteniendo la distancia adecuada hacia la pelota y estar bien balanceado son los fundamentos para tirar un ganador. Cuenta el número de pasos que dan los profesionales para ubicarse para pegarle a la pelota y compara con los pasos que hacen los jugadores de club. En la mayoría de los tiros, los profesionales dan cinco o más pasos; los jugadores de club dan menos pasos. Emula a los profesionales. Toma más pasos de ajuste y tu tendrás mejor “ubicación” para golpear la pelota con más potencia, precisión y cometerás menos errores. He aquí cómo hacerlo:

Después de girar tus hombros, y correr hacia la pelota, tú debes usar lo que yo llamo “pasos rechinantes” para estar bien balanceado y tener tu cuerpo a la distancia adecuada de la pelota. Observa un partido de profesionales durante la temporada de canchas duras, y tú escucharas a lo que me refiero con “pasos rechinantes”. Los profesionales prácticamente queman la suela de su tenis mientras hacen ajustes a sus pasos en las pelotas que tienen en sus pies, teniendo sus cuerpos listos para pegarle a la pelota.

La mayoría de los jugadores de club piensan en jugar tiros como un proceso de dos pasos: Correr hacia la pelota, y luego pegarle. Los profesionales piensan y ponen en práctica un proceso de tres pasos: corre a la pelota, prepárate tomando pequeños pasos (ajustando la distancia hacia la pelota y logrando un buen balance), y luego pegarle a la pelota. Concéntrate en dar tantos “pasos rechinantes” como te sea posible. Este es el elemento perdido del proceso de los tres pasos para muchos amateurs. Ponte en la ubicación adecuada para golpear la pelota y tendrás más precisión y potencia.

Ubicación de la pelota en tu raqueta

Quizá has escuchado esto muchas veces, pero vale la pena repetirlo: ¡ve la pelota! Mejor dicho, ve la pelota justo en tu raqueta. Mira como pega en el “punto óptimo”, la “ubicación”. Quédate mirando. Mira como la pelota sale de tu raqueta. Mantén la cabeza abajo y los ojos en la pelota. Y luego, solo luego, síguela con tus ojos.

Esto es quizá el error más común que los jugadores de club hacen: quitar muy rápido los ojos de la raqueta en lugar de seguir el tiro. Chaca las fotos de los profesionales cundo le pegan a la pelota. Te darás cuenta a lo que refiero. Práctica esta disciplina y encontrarás en mayor medida el “punto óptimo” y la optima “ubicación” en tu raqueta para la pelota.

Ubicación de tus golpes

Si ya has tenido éxito en las dos primeras ubicaciones, te permitirán tener una variada y efectiva selección de tiros. Estando ya en la posición para golpear la pelota y donde cuando golpeas la pelota abres una puerta para ajustar tu estrategia de acuerdo a tu preparación, tu punto de contacto, y también, la preparación de tu oponente. Estos ajustes pueden incrementar los tiros ganadores y disminuir los errores.

Muy seguido, los jugadores deciden a donde ejecutar su tiro, y luego sin importar que tan rápido o tarde se hayan posicionado y sin importar donde contactan la pelota, apuntan a ese lugar. Una mejor idea es que dejes que tu punto de contacto guie tu selección de tiros. Si le pegas antes a la pelota, ve por tiros cruzados o angulitos. Cuando pegues tarde, ve por tiros rectos o de adentro hacia afuera. Cuando estés más consciente de tus puntos de contacto, trata de golpear antes la pelota cuando tu oponente esta fuera de posición y con menos tiempo de recuperación.

Atacar la pelota cuando va subiendo es una gran táctica para robarle tiempo a tu rival. En otras ocasiones, espera hasta el último segundo y pega tarde para mantener a tu oponente a la expectativa hacia qué dirección debe de correr, obligándolo a veces a elegir la dirección errónea. Córrete hacia tu derecha, “ubicándote” para pegar de derecha en una devolución que normalmente pegas de revés, es el momento adecuado para esperar, pegar después, y mantener a tu rival a la expectativa si vas a tirar cruzado o de adentro hacia afuera.

¡Ubicación, Ubicación, Ubicación!

Si haces mas pasos de ajuste y mejoras la “ubicación” de tu cuerpo, “ubicas” la pelota óptimamente en tu raqueta, y luego ajustas tu selección de tiros dependiendo de la “ubicación” de tu contacto, tu pensarás y jugarás como los profesionales y desarrollarás la habilidad de colocar la pelota en una “ubicación” que no será del agrado de tus rivales.

Robin Whipple actualmente da clases en Washington, D.C. Fue miembro del equipo de tenis de la Universidad de Flager que en 1998 quedó en segundo lugar nacional. Ha entrenado con muchos de los mejores coches como Nick Bollettieri, Dennis Van Der Meer y Bud Cox.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni