Logo-TennisLife

Cambiando empuñaduras

Un punto muy importante para los profesores de tenis son las empuñaduras, que nuestros jugadores usen las correctas para cada uno de los golpes es básico, ya que de esta forma nos aseguraremos que podrán jugar un buen tenis y podrán ir avanzando en su juego a través de los entrenamientos o de las clases particulares.

alt

Pero, ¿qué pasa cuando nos llegan jugadores infantiles, juveniles o adultos a entrenar con nosotros o porque quieren alguna clase particular y no traen las empuñaduras correctas? Lo primero que pensamos es en hacer los cambios correspondientes como debe ser porque queremos que nuestros jugadores jueguen bien y aparte porque también queremos que se vean bien en la cancha, ya que eso ve directamente relacionado con nosotros como profesionales, y ahí estará reflejado el trabajo que estamos haciendo y que la gente nos reconozca y nos recomiende.

Tenemos que diferenciar a los jugadores ya que estos sean niños, jóvenes o adultos antes de tomar esta decisión. En el caso de los niños y jóvenes, sabemos que tenemos varios años por delante y cuanto antes les hagamos el cambio correcto de empuñadura estaremos ganando tiempo ya que de esta forma podremos asegurarnos que nuestro jugador podrá desarrollarse debidamente y no tendrá un techo o una limitante en el corto plazo.

Pero qué pasa con los adultos, ¿les hacemos el cambio o no? Me imagino que muchos se habrán hecho esta pregunta, y como instructores sabemos que debemos hacerlo, para eso nos pagan, pero sería benéfico el cambio para el jugador adulto que durante quizás por años ha estado jugando con determinada empuñadura aunque no sea la correcta pero que ya está habituado, y sabe al entrar a la cancha con lo que cuenta y con lo que no cuenta.

Si nos llega un alumno nuevo con una mala empuñadura, por ejemplo, no cambia la empuñadura para pegar el revés sino que se queda con la empuñadura de derecha, sabemos que solamente va a poder pegarle a la bola de revés solo con slice, imposible pegar un top spin, o el jugador que saca con empuñadura Eastern de derecha, sabemos que difícilmente pueda sacar con slice y menos con top, solo sacara plano.

Un alumno de cuarenta y tantos años me decía que al entrar a la cancha, lo que quería era relajarse y gozar del tenis, ya que tenía demasiada presión en la oficina como para agregarle más presión a su tenis en las clases y que con lo que tenia era suficiente a pesar de mis explicaciones que le daba de las ventajas que iba a tener mejorando sus empuñaduras y que iba a poder aspirar a jugar en un nivel superior al que estaba en ese momento.

Recuerden que nuestros músculos tienen memoria, y que estos jugadores a pesar de que tenían la empuñadura incorrecta han realizado una gran cantidad de impactos a lo largo de su carrera tenística, poder cambiar esta memoria lleva mucho tiempo, muchas repeticiones y hay que ver si el alumno está dispuesto a realizar el sacrificio y a invertir una gran cantidad de tiempo y de dinero para poder realizar estos cambios. Un estudio estima que para poder cambiar la memoria necesitamos realizar unos 10000 impactos del nuevo golpe, eso puede llevar meses o años dependiendo de la frecuencia con la que juega nuestro alumno.

La conclusión es que debemos charlar con nuestro alumno de esto y debemos ser abiertos acerca de las ventajas y las desventajas que el cambio implica y que el alumno en caso que decida que no hacer el cambio sepa de las limitantes que siempre va a tener en determinado golpe y si decide hacer cambio que se comprometa y se mantenga con el cambio, ya que esto seguramente le ocasionara perder partidos contra rivales que antes siempre derrotaba, pero que a largo plazo no solo les podrá ganar con facilidad sino que podrá pasar al siguiente nivel.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni