Logo-TennisLife

¡Venga!

¿Por qué la gente elije jugar tenis y que los motiva a seguir jugando? Hay muchas razones. Algunos juegan por el ejercicio, algunos juegan para estar fuera, conocer nuevas personas o socializar. A los jugadores más com­petitivos les gusta probar sus habilidades contra otros jugadores.

La competencia puede sacar lo mejor y lo peor de la gente y usualmente tiene mucho que ver con la expectativa de competir. En años recientes he leído varios artículos acerca de que hacer trampa es usual en nuestro deporte hoy en día. Pienso que los jugadores de ahora están tan preocupados en ganar que, como sociedad, hemos perdido el espíritu de competir.

He aquí algunas ideas para ayudar a recuperar el placer de jugar tenis competitivo, tanto como para ti y tu pareja de dobles.

Dale la bienvenida al desafío

Primero, tú debes disfrutar y darle la bienvenida al reto de un partido complicado. Los partidos apretados prueban tus habilidades tanto físi­ca como mentalmente. La parte divertida es retarte a ti mismo a realizar tiros importantes en momentos claves y logara ganadores. Si pierdes, entonces aprende de lo vivido para la siguiente experiencia. Tú debes disfrutar el desafío de sacar tu mejor actuación cuando tiene valor.

También acepta el reto de usar diferentes estra­tegias cuando lo mejor de tu repertorio no está funcionando. Algunas veces, los triunfos más satisfactorios cuando tienes que cambiar tu plan o estilo de juego para ganar. Darte cuenta que tu estilo no está funcionando contra cierto oponente o pareja y que puedas ser capaz de cambiar la táctica y ganar, demuestra gran variedad en tu juego así como fortaleza mental.

alt

Uno de mis mejores recuerdos es cuando mi pareja de dobles y yo está­bamos jugando contra unas chicas que estaban mejor rankeadas que nosotras, y eran mejores jugadoras. Nos sacaron a palos en el primer set. Nos tirotearon en la red.

Nuestro nuevo objetivo era por lo menos, ¡estar una hora fuera de la cancha! Decidimos jugar en el fondo de la cancha y tirara globos, para desacelerar un poco las cosas. Tuvimos un éxito moderado ya que nues­tras rivales fallaron algunos remates y a pegar con el marco. Sus errores empezaron a subir y los nuestros a bajar. El ritmo lento les saco su “timing” y antes de que nos diéramos cuenta, ganamos el segundo set.

Cuando llegamos al tercer parcial, nuestras contrarias estuvieron vueltas locas, perdieron su “timing” y aceleradas todo el set. Mi compañera y yo ganamos el match. No fue nuestro estilo de juego, pero estábamos orgu­llosas de que encontramos una manera de cómo cambiar el momento del partido usando una nueva estrategia y ejecutando nuestros tiros aunque no sean nuestros golpes predilectos.

Disfruta a tu pareja de dobles

La segunda idea de recuperar la diversión del tenis competitivo es de dis­frutar el tiempo que pasas con tu pareja de dobles. El aspecto gratificante es trabajar juntos como equipo, tratando de ver cómo nos acomodamos cada uno para sacar un tiro ganador y trabajar mentalmente en las subidas y bajadas de cada jugador.

Tuve la fortuna de jugar de jugar con tres parejas distintas a través de mi carrera competitiva. Cada pareja agregó algo diferente al equipo. Yo ajuste mi estilo de juego basándome en nuestras fortalezas y debilidades como equipo. Disfruté el tiempo que pasamos juntas en los entrenamientos y en los partidos de torneo.

Disfruta el torneo

Tercero, tú necesitas disfrutar el tiempo que pasas en un torneo. Viajar a un torneo no siempre es divertido. Sin embargo, yo siempre disfrute ir a otros clubes y ver qué tipo de instalaciones tenían y como se desa­rrollaba cada torneo. Cada club ofrece una diferente atmósfera y una nueva experiencia. Todos nos frustramos esperando cancha, que otros partidos terminen o por interrupciones por lluvia, pero a pesar de esto, te debes de mantener ocupado. Yo trato de conocer jugadores y saber de dónde vienen. Algunas de las personas más interesantes que cono­cí fueron en un torneo de tenis. También trato de ver las atracciones locales si es que tengo tiempo extra.

Lidiando con las condiciones

Otro factor cuando juegas un torneo es lidiar con las condiciones. Te debes familiarizar con las condiciones que imperan. Cada quien debe lidiar con ellas y usualmente el equipo que mejor lidia con ellas gana. Si tú ganas en condiciones adversas, tú siempre lo vas a recordar. Si te ganan por las condiciones, siempre lo vas a recordar. ¿De qué lado quieres estar?

Roger Federer tiene una gran cita del US Open 2010, donde hubo seve­ras ráfagas de viento durante varios días. Cuando le preguntaron cómo manejó el viento, él dijo “es una oportunidad de jugar diferente”. Los campeones hacen ajustes para ser exitosos. ¿Qué tan bien vas a manejar el viento, el calor o el frío, interrupciones por lluvia, retraso de partidos, tiempos fuera por lesión, espectadores groseros, malas canchas o rivales poco dispuestos?

Deja de quejarte

Mi mayor decepción en años recientes es la falta de respeto demostrada hacia otros jugadores. He escuchado a gente quejarse de que sus opo­nentes le pegan muy quedito, con mucho top spin o que tiene un swing poco ortodoxo. No importa como los oponentes le peguen a la pelota. Si la pelota pasa la red y cae buena, tú tienes que jugar el próximo tiro. Demostrar respeto a un colega tenista no es una señal de debilidad, es simple cortesía.

Nunca sobreestimes a tu oponente. Si un equipo le pega quedito, metete y haz algo con la pelota. Si el equipo es potente, entonces aprende a com­petir con ellos. Quejarse por cómo juegan las personas, especialmente después de que te derrotan, solo hace que luzcas mal.

Otro problema que he visto que pasa con frecuencia es que los jugadores se salen los torneos, especialmente en rondas de consolación. La consola­ción fue implementada para que alguien que perdió en la primera ronda tenga la oportunidad de jugar aunque sea otro partido. Los jugadores de hoy en día no se quedan a los partidos de consolación y privan de un segundo partido a otros jugadores.

Una de mis mejores experiencias ocurrió cuando jugué un evento nacio­nal con consolación. Mi compañera y yo estábamos desilusionadas por perder nuestro primer partido, especialmente después de cruzar el país para jugar. Nos levantamos mentalmente después de nuestra derrota y nos preparamos para nuestro partido de consolación. Jugamos muy bien y ganamos. Luego nos comentaron de nuestro siguiente partido. Estábamos felices de jugar de nuevo. Jugamos partido tras partido en las canchas del fondo. Los horarios de los partidos no eran muy convenientes, pero queríamos jugar. Terminamos jugando seis partidos y pasándola de lujo. Jugamos gran tenis, conocimos a gente interesante y definitivamente el dinero que pagamos por el torneo valió la pena. Aparte de eso, conocí mucho mejor a mi compañera en los altibajos que pasamos. Si te apuntas a un torneo, tú debes terminar el torneo.

Los draws cada vas se hacen más pequeños por todo el país y noso­tros tenemos que traer de vuelta el espíritu competitivo por el bien del juego. Debemos de darle la bienvenida a todos los desafíos que la competición nos trae y disfrutar la oportunidad de jugar tenis a cualquier nivel con colegas tenistas que quieren jugar nuestro gran deporte.

Se necesita cierta mentalidad para ser un jugador competitivo y no tiene nada que ver con el nivel de juego. Aprender cómo manejar los altibajos, los excitantes triunfos y dolorosas derrotas es lo que hace a un campeón en cualquier nivel, y también forma carácter a nivel personal.

Holy Chomyn es Maestra por parte de la USPTA, el máximo grado pro­fesional de la institución y fue coach del equipo de tenis de hombres y mujeres de la Universidad de Delaware por 12 años.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni